Un documental explora la huella canaria en Luisiana

19/05/2017

En las aisladas tierras pantanosas de Luisiana se asentó buena parte de los 2.500 canarios que partieron hacia el Sur de Estados Unidos en 1777. Durante 250 años, la comunidad se adaptó a aquel duro entorno y olvidó su origen canario, a pesar de que conservó el habla, la gastronomía y el folclore de Archipiélago.

/Las Palmas de Gran Canaria

«Tienen su propia cultura. Se autodenominan isleños. Pensaban que era porque ese lugar también se denomina Isla de La Croix. Hasta que se dieron cuenta de que, en realidad, se llaman así porque proceden de las Islas Canarias», relata Eduardo Cubillo, director de Isleños, a Root of America que se proyecta este fin de semana en el Multicines Monopol de la capital grancanaria.

Según el realizador, el documental indaga en el legado cultural de una comunidad americana que en los años 70 descubrió su origen gracias a una investigación histórica. «Llevaban tiempo volviéndose locos buscando su identidad y sus raíces hasta que se dieron cuenta de que sus ancestros eran canarios. Ahora se autoexplican cómo hablan, su gastronomía y su folclore», comenta el director quien asegura que, sin saberlo, estas personas han mantenido viva «la llama de la canariedad».

Este hecho se debe a que han estado aislados en el delta del Misisipi. «Viven a 10 minutos de Nueva Orleans, pero después de St. Bernard Parish no hay nada. Era casi un gueto. Es una zona pantanosa. Se mezclaron muy poco, solo algo más después de la Segunda Guerra Mundial», sostiene Cubillo, que asegura que no han tenido una vida fácil. «Hasta hace 40 años, eran tramperos. Cazaban ratas almizcleras y pescaban», explica el cineasta.

La guerra fue lo que los llevó a aquellas tierras. Un regimiento de canarios fue enviado para luchar contra los británicos en la batalla de Nueva Orleans, en 1812. Cubillo fue a Estados Unidos para filmar la recreación de este capítulo histórico. «Desde el primer día nos dimos cuenta de que había mucho más de lo que esperábamos», señala.

Proyecciones.

Isleños, a Root of America estará en la cartelera de los cines Monopol este viernes (con sesiones a las 20.30 y a las 22.30 horas) y el sábado y el domingo, en sendos pases únicos, a las 20.30 horas. La cinta se estrenará simultáneamente en el TEA de Tenerife.

Premio.

El documental ganó el premio al mejor documental en iHolly Festival, en Hollywood. «Les pareció interesante. Demuestra que la historia es global y trata de las emociones de personas que descubren su patria, sus raíces. Estamos contentos con el premio y con el resultado. Es algo que los canarios tienen que conocer: son 50 minutos de una pequeña historia canaria», dice Eduardo Cubillo.

Periplo.

Esta ha sido la primera parada internacional del documental, seleccionado en festivales de Israel, Marruecos, Argentina, Venezuela, Estados Unidos y España. El proyecto cuenta con el respaldo de Televisión Canaria, el Cabildo de Tenerife, North American Heritage y Canarias Crea.