Óscar Santamaría gana Visionaria

08/07/2019

Se impone con el corto Erosión en la novena edición del concurso que organiza la asociación de cine Vértigo. El Cicca acogió este lunes la exhibición de los trabajos y la entrega de premios.

Óscar Santamaría, con el cortometraje Erosión, se impuso en la novena edición de la muestra y concurso Visionaria. Conceptos de una isla, que organiza la Asociación de Cine Vértigo, cuyo palmarés se dio a conocer durante el acto celebrado este lunes en el Centro de Iniciativas Culturales de la Caja de Canarias (Cicca), en la capital grancanaria.

El máximo reconocimiento incluye un premio de 600 euros brutos, mientras que el segundo mejor cortometraje, Hormigonera, de Manolo Dauta Rijo, ha recibido 300 euros brutos.

El jurado de esta novena edición estuvo integrado por: Nuria Guinnot, coordinadora de la Gran Canaria Film Commission e integrante de la directiva del Clúster Audiovisual de Canarias; Daniel Barreto, doctor en Filosofía, y Alicia Llarena, escritora y catedrática de Literatura de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.

En el fallo apuntan que se decantaron por Erosión, de Óscar Santamaría, «por su capacidad para ampliar y extrañar la percepción del propio cuerpo, a partir de una observación cósmica». También resaltaron los tres integrantes del jurado «la originalidad para romper la expectativa narrativa con una completa inversión de la historia».

Sobre Hormigonera, de Manolo Dauta Rijo, el jurado apuntó en su fallo su capacidad para llevar a cabo «una lectura política y social de las grietas y fracturas de la sociedad contemporánea a través de la urbe». Valoró, a su vez, «la experiencia caótica de la ciudad como enorme hormigonera humana».

Los asistentes al acto de este lunes en el Cicca vieron proyectados todos los cortometrajes y decidieron el Premio del Público.
Los asistentes al acto de este lunes en el Cicca vieron proyectados todos los cortometrajes y decidieron el Premio del Público.

Guinnot, Barreto y Llarena decidieron también conceder tres premios especiales, que incluyen un diploma acreditativo.

Uno fue a parar a La huella del volcán (l’empreinte du volcan), de Marine Discazeaux. El jurado destacó su «relato de la pérdida y el aprendizaje existencial a través de la imagen de la isla de Lanzarote y su geografía agrietada», así como que «la biografía adquiere la forma de círculo que se cierra».

Otro fue para El corte del emperador, de Cris Noda. El jurado destacó su «interesante puesta en valor, a través de la historia de la pintura y diversas culturas, de una grieta tan visible como vital».

Fin de, de Cayetana H. Cuyás, logró también este reconocimiento «por crear una atmósfera simbólica que condensa la despersonalización del individuo contemporáneo a través de la combinación inquietante entre la belleza y el vacío anímico».

Ayer se proyectó en el Cicca todos los cortos, lo que permitió a los asistentes conceder el Premio del Público a La huella del volcán, de Marine Discazeaux.