La directoras Nuria Muñoz y Eva Libertad. / C7

Nuria Muñoz y Eva Libertad presentan su poético filme 'Sorda' en San Rafael en Corto

Las realizadoras hablarán de la historia de Ángela, una mujer sorda que quiere ser madre y a la que da vida la actriz Miriam Garlo

F.Z. Las Palmas de Gran Canaria

'Sorda', el cortometraje dirigido por las murcianas Nuria Muñoz y Eva Libertad, y producido por Nexus CreaFilms, se presenta este miércoles en la 18ª edición de la Muestra de Cortometrajes San Rafael en Corto que hasta el día 11 se celebra organizada por el colectivo Gran Angular en el Teatro Víctor Jara de Vecindario. Ambas realizadoras estarán presentes a las 20.30 horas en el escenario de este festival para hablar de este premiado y poético que se sumerge en el mundo de emociones y sensaciones de una mujer sorda, cuyo último galardón obtenido fue la Biznaga de Plata Premio del Público en la sección 'Afirmando los derechos de las mujeres' del pasado Festival de Málaga.

'Sorda' cuenta la historia de Ángela, una mujer sorda que quiere ser madre y a la que da vida la actriz (sorda en la vida real) Miriam Garlo. Junto a ella, la cinta está protagonizada por el actor Pepe Galera. El cortometraje, que ya acumula más de once premios y 30 selecciones en festivales de diferentes países, entre los que se encuentran festivales calificadores para Goya y Oscar como el Athens Film and Video Festival (EE UU), Short Shorts Film Festival & Asia (Japón) o el Festival Internacional de Cine de Lebu (Chile), se trata de «una historia que hemos querido contar siempre», explica Eva Libertad. « Hay mucho de realidad en este corto, tanto que está en el límite de la autoficción», ya que el rodaje se ha llevado a cabo en la propia casa de la actriz, situada en su propia huerta, con sus perras y sus gallinas. El acercamiento al tema de la maternidad también es abordado en este trabajo que fue rodado en Molina de Segura.

El corto, con una duración de unos 15 minutos, que fue premiado recientemente en el 6º Festival Internacional de Cine de Mujeres de Asuan (Egipto), prosigue el trabajo de estas dos cineastas que ya fueron muy aplaudidas por 'Leo y Alex en pleno siglo 21', candidata para los Premios Goya de 2021. « Profundiza, desde la ficción, en una realidad poco conocida para la sociedad en general, que busca visibilizar y dar a conocer las inquietudes de las personas con problemas auditivos», explica Eva Libertad. «Le pedí a Miriam que hiciera una lista de miedos que se le disparaban al plantearse ser madre y me mandó casi dos hojas. Con todo esto escribí una primera versión del guion y se la mostré, les gustó y seguimos adelante», recuerda la directora.

Una vinculación

'Sorda' nace de la necesidad creativa de compartir con el público nuestra vinculación con la sordera. Miriam y yo somos hermanas y llevamos toda la vida compartiendo un mundo propio formado por una identidad oyente y una sorda, y reflexionando juntas acerca de la sordera», añade. « Nuria pasó mucho tiempo durante su infancia con su tía Mari, una mujer sorda de la que guardaba muchos recuerdos que se vivificaron cuando conoció a Miriam. Llegó un momento en el que surgió el deseo de llevar todas estas vivencias, reflexiones, recuerdos... al cine, para abrirlas al público. ¿Por qué la tía Mari no tuvo hijos?, ¿quería tenerlos?, ¿por qué tampoco tuvo pareja?».

Según la directora, el hecho de que Miriam sea sorda constituye la esencia del proyecto, está en el origen y le confiere todo el sentido. Ella misma sugirió ideas en la fase de desarrollo y leyó varias versiones del guion aportando sugerencias.

La otra realizadora que firma el corto, Nuria Muñoz, explica que les interesó indagar en la relación y dinámicas de pareja entre Ángela y Darío, entre una sorda y un oyente. « Por un lado, se puede caer en el paternalismo, el 'tú tranquila que yo me ocupo' que invisibiliza y resta autonomía a las personas sordas. También en torpezas que cometemos las personas oyentes habitualmente, como olvidarnos de hablar mirando a la cara -en el caso de que la persona sorda sea oralista-, o no dar el tiempo necesario a la persona sorda para que se posicione en una situación y pueda accionar».

Míriam Garlo y Pepe Galera se conocían y ya habían trabajado juntos en teatro. « Tuvimos varios ensayos en los que fuimos generando una relación a base de improvisaciones para que, durante el rodaje, todo ese vínculo complejo atravesado por problemas de comunicación, inseguridades, temores y mucho amor, aflorara en las escenas que tenían juntos», concluye Eva Libertad.