La canario-chilena ‘Blanco en blanco’, premiada en Gijón

24/11/2019

La película canario-chilena Blanco en blanco, del director Théo Court, sumó ayer un nuevo reconocimiento en el marco de la 57ª edición del Festival Internacional de Cine de Gijón, donde el jurado de cine español le otorgó el premio DCP de Luxe.

ETIQUETAS:
- cine

Este largometraje aterrizó en el prestigioso festival asturiano tras lograr los premios de la Federación Internacional de la Prensa Cinematográfica (Fipresci) y el de mejor director dentro de la sección Horizontes, de la última edición de la Muestra de Cine de Venecia.

La película, que se rodó entre Tierra del Fuego, en Chile, y Tenerife, se convirtió en una realidad gracias al impulso de las productoras El viaje Films (canaria) y Don Quijote Films (chilena).

El tinerfeño José A. Alayón es el productor y el director de fotografía de esta ficción que puede entender como una especie de western crespuscular en torno a las andanzas de un fotógrafo acude a ejercer su oficio en la boda de un terrateniente con una joven, casi una niña.

En el equipo técnico de esta producción, en la que también participan la empresas alemana Filmkundschafter Filmproduktion, la gala Pomme Hurlante Films y la colombiana Blond Indian Films, figuran un amplio número de profesionales canarios, como el cineasta David Pantaleón (en este caso como actor secundario) y Samuel Delgado como coguionista.

La productora isleña El viaje Films también pescó otro premio en el festival gijonés. Se trata del galardón al Mejor cortometraje de la Sección Oficial, que ha ido a parar a Lonely Rivers, de Mauro Herce. Se llevó una Mención Especial Cavalcade, del austriaco Johann Lurf

Pero la gran triunfadora de esta 57ª edición del festival de Gijón fue Vitalina Varela, largometraje del veterano cineasta portugués Pedro Costa, una de las voces más reconocidas dentro del cine de autor contemporáneo. Se hizo con el Premio Principado de Asturias al Mejor Largometraje y al de Mejor Fotografía dentro de la Sección Oficial.

El de mejor director fue para el chino Lou Ye, por Saturday Fiction. Irini Zhambonas, por Rounds, fue galardonada como la mejor actriz, mientras que el premio de mejor intérprete masculino recayó en Marc Maron, por Sword of Trust.

Los reconocimientos dentro de la Sección Oficial se completaron con el de mejor guion, que fue a parar a Lynn Shelton, gracias a su trabajo en Sword of Trust, el Premio Gil Parrondo a la Mejor Dirección Artística, que reconoció el trabajo realizado por Zhong Chang para Saturday Fiction, y el Especial del Jurado, que fue para la producción británica El trabajo, o a quién le pertenece el mundo, de Elisa Cepedal.