El Don Quijote animado vuelve a la pantalla

05/05/2017

Por primera vez en mucho tiempo volverá a proyectarse el primer dibujo animado dedicado en el mundo a la figura de Don Quijote, un corto realizado en 1934 por Ub Iwerks, colaborador de Walt Disney, y que volverá a las pantallas en las Jornadas Cervantinas del municipio tinerfeño de La Orotava.

La proyección del primer dibujo animado dedicado a Don Quijote en la historia del cine se realizará el 16 de mayo en el Auditorio Teobaldo Power acompañada de una conferencia del coleccionista Miguel Castro-Muñiz, quien explica que ha decidido titularla "una exhibición excepcional" de una cinta cinematográfica de época.

La pieza ha sido facilitada en préstamo para la ocasión por la familia Castro-Muñiz, coleccionista de cintas en formatos domésticos de dieciséis y ocho milímetros y que la atesora como una joya de su patrimonio.

Esta exhibición en Canarias es quizás la primera que se proyecta en todo el mundo en muchos años de este corto de animación rescatado de un acervo fílmico, añade el coleccionista, quien indica que no se pretende "redimir" al genio olvidado de Ub Iwerks, cofundador de la mayor compañía de dibujos animados que conoce la historia, Disney.

A lo que aspira es a disfrutar con el público de las Jornadas Cervantinas "de la misma experiencia que ofreció la proyección inaugural" del "Don Quixote" en cinecolor que relataba las aventuras del más andante de todos los caballeros, precisa.

Iwerks es, además del creador del primer Quijote en dibujos animados que reconoce la historia, autor -no sin polémica- del más famoso de los ratoncillos: Mickey Mouse, añade Castro-Muñiz, pues la creación del de este dibujo suscitó una disputa con Walt Disney.

La historia del binomio Iwerks-Disney se remonta a 1919, cuando coinciden como dibujantes publicitarios en una empresa de Kansas y realizan sus primeros bosquejos y pruebas de diseños en movimiento para el cine.

Al año siguiente fundan la empresa Iwerks-Disney Commercial Artists, trocada por Laugh-O-Grams en 1921 y considerada el génesis de lo que se convertiría en la mayor productora de animados del mundo.

"Don Quixote" se produce y estrena en 1934, en plena Edad de Oro del cine de animación norteamericano y, tras trabajar con otros estudios, Iwerks regresa seis años después a Disney, quien le emplea como ingeniero asesor y se dedica a perfeccionar la cámara multiplano de filmación.

Ya no volvería a dibujar pese a haber alcanzado en su mejor tiempo la asombrosa cifra récord de 700 bocetos diarios, rememora Miguel Castro-Muñiz.

Disney buscó una alianza en 1946 con el pintor surrealista Salvador Dalí para un nuevo Quijote en animados que nunca llegaría a estrenarse.

La de Iwerks es una muy personal interpretación de la novela cervantina, en lo que suponía la primera vez que un estudio de animación centraba su atención en ella y se estrenó el 24 de noviembre de 1934.

“El Quijote que nos ocupa no tiene diálogos, los personajes sólo emiten sonidos guturales y con interjecciones pronuncian conmociones o enérgicas vociferaciones, además de tarareos melodiosos. En ocho minutos con ocho segundos cuenta supersónicamente un relato poco ortodoxo con el original”, precisa el coleccionista.

Hay un pequeño detalle que invita a dudar acerca del conocimiento de la obra cervantina que pudo haber tenido Iwerks, pues la figura del carcelero sólo aparece en el llamado Quijote apócrifo y además el molino de viento que diseña no responde al prototipo manchego sino al holandés, que le resultaba más cercano y familiar.

No obstante, tiene el mérito de dar a conocer la obra “con hilarante y desbordante imaginación” al público norteamericano durante el período de entre guerras, puntualiza.

El ingenio de Iwerks y su equipo llegó al punto de parodiar con el clásico del Siglo de Oro español a personajes y sucesos populares contemporáneos como el Tarzán de los Monos protagonizado por Johnny Weissmüller, con un Quijote que se desplaza entre lianas colgantes para caer sobre un Rocinante que arrastra un carretón lleno de chatarras convertidas en armadura.

En su edición del 20 de diciembre de 1934 el influyente periódico The Film Daily apuntaba que en el Don Quixote de Iwerks había mucha “novedad y comedia en su breve espacio”, señalando además que está “inteligentemente concebido y brillantemente ejecutado”, indica Castro-Muñiz, quien apunta que la extraordinaria banda sonora del corto es digna de escucharse por separado.

Las Jornadas Cervantinas de la Orotava se celebran hasta el 21 de mayo con el apoyo del Cabildo de Tenerife y el Ayuntamiento de La Orotava e incluyen, entre otros actos, charlas sobre el contexto histórico y cultural de Cervantes, la figura de Dulcinea, talleres gastronómicos, artesanía y danza, conciertos y la representación de la obra “Misterios del Quijote” a cargo de Rafael Álvarez “El brujo”.

María Victoria Martínez, presidenta de la Asociación Cultural Alisios que se encarga de la organización de las jornadas, explica que “necesitábamos convertir a Cervantes y al siglo de Oro español en una oportunidad cultural” y por ello el lema de este año es “Quijotes en tiempos de crisis” ante las similitudes con la época de Cervantes “y la superación que hubo en aquellos difíciles momentos”.