El periodista y colaborador de Roberto Pérez Toledo, Borja Terán. / C7

«El cine de Roberto Pérez Toledo ha trascendido porque ha indagado en los sentimientos»

Borja Terán, que trabajó junto al cineasta lanzaroteño, participa en la jornada que San Rafael en Corto dedica al director fallecido este año

FRANCESC ZANETTI Las Palmas de Gran Canaria

La 18º muestra de Cortometrajes San Rafael en Corto (SREC) que tiene lugar en el teatro Víctor Jara de Vecindario, en el municipio grancanario de Santa Lucía, dedica al director, guionista y productor lanzaroteño Roberto Pérez Toledo una retrospectiva que incluye la proyección de algunos de sus cortometrajes de su extensa filmografía. Este martes, a las 19.00 horas, Borja Terán, que trabajó muy cerca del realizador fallecido con 43 años este mismo año, participa en la cuarta jornada del festival para referirse a su cine en el que se resume un discurso artístico y social que siempre apostó por la inclusión por encima de opciones sexuales, discapacidades y diferencias ideológicas. En esa jornada se proyectarán 'Antes de la erupción', 'Si a todo', 'tetequiquiero', 'Trois' y 'Manguitos'.

Terán, que recuerda que en 2011 acompañó a Pérez Toledo en la inauguración de la muestra de aquel año que impulsa el colectivo Gran Angular, estima que, hoy por hoy, Roberto Pérez Toledo «es uno de los directores imprescindibles del cine independiente de los últimos tiempos por su habilidad para plasmar las emociones cotidianas y explorar los vínculos que no todos ven, pero que nos mueven en nuestro día a día. Su cine ha trascendido en todo el mundo porque ha indagado en los sentimientos, en nuestras contradicciones, expectativas, prejuicios e ilusiones a través de su mirada única. Su legado es inspirador para entender mejor la sociedad de una manera más representativa, más real, más inclusiva en donde se muestran todas las diversidades con la realidad que merecen. Sin etiquetas, como él mismo decía: 'basta con tratar la diferencia como parte esencial de la vida'», señala el periodista y autor del libro 'Tele. Los 99 ingredientes de la televisión que deja huella'.

Como director y guionista, su cine, con más de 80 películas largas y cortas, «ha roto barreras tanto sobre las personas con discapacidad como sobre la diversidad LGTBI+. De hecho, desde la naturalidad sus historias dan herramientas prácticas al espectador a través de un entretenimiento sin complejos. Mientras te entretienes, su obra también está siendo útil para la vida cotidiana. Irónico y sensible, pocos se han fijado en los matices que conforman la realidad con el ingenio de Roberto. No se quedaba en la superficie, sabía que la vida es fruto de los matices y sus circunstancias e indagaba en las realidades cotidianas con una destreza única», asegura el que está considerado como uno de los mayores especialistas del medio televisión del país. « Eso ha sido y es Roberto Pérez Toledo, una mirada abierta, inclusiva e inspiradora», puntualiza.

Terán señala a Toledo como «uno de los creadores más prolíficos del cine español y con más historias colgadas en la red. Muchas premiadas por festivales de todo el mundo. En el último año, 'Antes de la erupción', rodado e inspirado en su natal Lanzarote, ha sido visto en más de 100 festivales en los cinco continentes y ha logrado más de 30 premios. También, en los últimos meses, su largometraje 'Lugares a los que nunca hemos ido', ganó la biznaga a la mejor película en la sección Zonazine del Festival de Málaga y la Tesela de Oro y el Premio de la Crítica en el Festival de Cine de Alicante», recuerda.

También recuerda Terán que Toledo fue pionero en aprovechar todas las pantallas a su disposición para contar historias, ya fuera en el cine, YouTube o Facebook -donde escribió y dirigió 'Amor Superdotado', la primera serie española de esta red social-, en formato corto y largo e, incluso, reinventando las reglas narrativas y de la distribución cinematográfica clásica.

«Su legado es clave en la modernización de las ventanas de distribución y pionero en la adaptación de las narrativas a cada entorno. Para él no había formato menor, lo importante era no dejar en el tintero la historia que merecía ser contada y que llegara a la mayor parte del público posible», concluye.