Chanel, durante su actuación./Efe

Chanel, durante su actuación. / Efe

Eurovisión

Eurovisión se queda con el 'europerreo' de Chanel

La cubana gana el Benidorm Fest y representará a España en el festival, que se celebrará en Turín en mayo

M. Hortelano
M. HORTELANO

Hace exactamente 20 años que España decidió reconciliarse con Eurovisión, el festival del que la audiencia había decidido separarse. O interrumpir su relación matrimonial, como diría la Casa Real. Pero, en 2002, una fenómeno televisivo como el de Operación Triunfo devolvió al país al éxtasis colectivo de una gran final con banderitas y la cortinilla musical que suena antes de cada retransmisión. Una flamante ganadora del 'talent show' llamada Rosa López y rebautizada después como Rosa de España, puso a los países a bailar al ritmo de su 'Europe's living a celebration' (Europa está viviendo una fiesta). Hoy, dos décadas después, Benidorm ha recogido el testigo de ese espíritu eurofestivo con el estreno del Benidorm Fest el festival con el que España eligió este sábado a Chanel y a su canción 'SloMo' como su representante en Turín para el próximo certamen, en mayo.

El voto del jurado y del público hace que la artista se imponga a la favorita de esta edición, que era Rigoberta Bandini

Benidorm is living a celebration este fin de semana, en una perfecta comunión entre eurofans llegados de todas partes de nuestra geografía y turistas nacionales y británicos, que han asistido pasmados (y quemados) al devenir de aficionados al karaoke eurovisivo que llenó durante todo el día el paseo marítimo de la playa de Levante de la localidad alicantina. La ciudad fue una fiesta, tras días de calma, en los que el festival no había conseguido atraer a más personas, al margen del gran número de recursos humanos que hacen que el evento haya funcionado. Pero el sábado las terrazas eran el termómetro de que la final del Benidorm Fest iba a ser una fiesta dentro y fuera del Palacio de los deportes de L'Illa de la ciudad.

Berta y Alicia llegaron desde Logroño, tras conseguir una entrada doble en uno de los muchos concursos que estos días han llenado las redes sociales. Llegaron el viernes, y se hospedan en un apartamento turístico para vivir en directo una gala en la que los ocho finalistas del certamen trataron de alzarse con el micrófono de bronce. Ambas son fans de Rigoberta y además de convertirla en ganadora, no se quieren marchar de Benidorm sin una fotografía con la cantante de 'Ay mamá', la gran favorita. Las dos siguieron el concierto desde dentro, pero los que se quedaron sin invitación, como Pere y Patricia, de L'Alfàs del Pi, lo harán desde una de las cuatro pantallas que el Ayuntamiento instaló a pie de playa. «Lo veremos con una cerveza. Va a ser una fiesta», aseguraban unas horas antes.

La final del sábado supo aunar lo que ya habíamos visto en las dos semifinales. Durante los 90 minutos de espectáculo televisado, el Palacio de los deportes de L'Illa de Benidorm, los más de mil asistentes al evento disfrutaron de la música en directo.

Votos y clasificación

Chanel Terrero ha ganado el Benidorm Fest y representará a España en Eurovisión 2022 con la canción 'SloMo'.

El jurado ha dado 12 puntos a Gonzalo Hermida; 25 puntos a Varry Brava; 30 puntos a Xeinn; 30 puntos a Tanxugueiras; 37 puntos a Rayden; 39 puntos a Blanca Paloma; 46 puntos a Rigoberta Bandini; y 51 puntos a Chanel.

En cuanto al voto demoscópico, ha otorgado 5 puntos a Xeinn; 10 puntos a Blanca Paloma; 12 puntos a Varry Brava; 15 puntos a Rayden; 18 puntos a Gonzalo Hermida; 20 puntos a Rigoberta Bandini; 25 puntos a Chanel; y 30 puntos a Tanxugueiras.

Por último, en el televoto, Gonzalo Hermida ha recibido 5 puntos; Xeinn, 10 puntos; Blanca Paloma, 12 puntos; Rayden, 15 puntos; Varry Brava, 18 puntos; Chanel, 20 puntos; Rigoberta Bandini, 25 puntos; y Tanxugueiras, 30 puntos.

Así ha quedado la final

1. Chanel - 96 puntos

2. Rigoberta Bandini - 91 puntos

3. Tanxugueiras - 90 puntos

4. Rayden - 67 puntos

5. Blanca Paloma - 61 puntos

6. Varry Brava - 55 puntos

7. Xeinn - 45 puntos

8. Gonzalo Hermida - 35 puntos

Muchos restaurantes colgaron el cartel de 'completo' con la esperanza de que el evento haya mejorado unos datos de una ciudad que ha revivido durante unos días con el festival. Y es que el Benidorm Fest ha funcionado como experimento para poner a España a la altura del resto de países europeos, que hacen de sus preselecciones una gran campaña de posicionamiento de cara al festival de mayo, que este año se celebrará en Turín (Italia). Benidorm ha recuperado durante una semana el trono de la capital musical española y ha conseguido colarse en los foros de eurofans europeos, desde donde han observado con atención cada una de las actuaciones en la capital del turismo español por excelencia. Y, RTVE, organizadora del gran evento, junto con la Generalitat, le ha dado una magnitud hasta ahora insólita en nuestro país, con el objetivo de recuperar un espíritu eurovisivo que en los últimos años había caído en depresión por los malos resultados acumulados en la última década.

Rigoberta Bandini. / Efe

Y la gala del sábado fue el colofón a una semana de éxtasis colectivo entre los seguidores del evento. La factura técnica de las tres galas televisadas ha convertido el formato en un Eurovisión a menor escala, pero con una espectacularidad hasta ahora desconocida para un proceso de elección de nuestro representante en el festival. Un escenario enorme, puestas en escena despampanantes, coreografías con sello internacional, vestuarios llenos de simbología y una variedad artística hecha un tutti fruti para tratar de enganchar a todo el arco de público posible y dar legitimidad a una propuesta de canción que sea de todos. La gala final mejoró lo que ya habíamos visto en las dos semifinales. Durante los 90 minutos de espectáculo televisado, el Palacio de los deportes de L'Illa de Benidorm recordó la ilusión por esa Rosa de España. Porque anoche Benidorm estaba viviendo una verdadera celebración.

La gala enamoró a los eurofans y coronó a Chanel, con la ayuda del público y el jurado -y dando la sorpresa al vencer a Rigoberta Bandini- como representante de España tras una disputada votación. La canción de Bandini había sido la clara favorita durante toda la semana, con una gran conversación social más allá del festival, por la defensa de los cuerpos de las mujeres en una especie de himno al papel de las madres. Pero no pudo ser y tanto el beneplácito del jurado, que le dio la máxima puntuación, como del público, que aunque prefirió a Tanxugueiras, la dejó en segunda posición, le hicieron ganar. Blas Cantó, representante de España en Eurovisión , fue el encargado de entregar el micrófono de bronce que sirve como billete a Turín.