James Gray. / efe

Cannes se rinde ante el talento de James Gray y Lee Jung-Jae

Son dos directores contra el capitalismo

MARÍA ESTÉVEZ Cannes

Armageddon Time marca el gran regreso de James Gray al Festival de Cannes. Al día siguiente de la proyección de la película en la Competición, el director estadounidense respondió a las preguntas de los periodistas en compañía del equipo: los actores Anne Hathaway, Jeremy Strong, Banks Repeta y Jaylin Webb. Según Gray, «los artistas deben plantear preguntas, ilustrar e iluminar caminos» en lugar de dar respuestas. Hablando en la conferencia de prensa Gray dijo: «En realidad, no tengo idea de cómo resolver problemas de desigualdad, de clase. Tienes que mostrar la realidad frente a la audiencia y esperar que puedan hacer conexiones por sí mismos. Joseph Goebbels pensó que tenía una respuesta; no creo que ese sea nuestro trabajo como personas creativas».

Tras aventurarse lejos en 'La ciudad perdida de Z' e ir al espacio con 'Ad Astra', Gray regresa en su película más personal, Armageddon Time, al barrio donde creció. «Nuestro cometido es hacer dos cosas: trabajar y asumir riesgos», continuó Gray. «Como director, pedí a los actores que se arriesgaran, que consiguieran un impacto psicológico. La película es oscura, pero son artistas que quieren ser artistas. Es su trabajo». El cineasta también discutió extensamente los peligros del capitalismo. «Creo que estamos metidos en serios problemas. Echad un vistazo al mundo. ¿Cómo llegamos aquí donde hay dos personas que son dueñas de todo y un montón de autoritarios tratando de tomar el control?»

Considerado un cineasta autor, Gray se quejó del exceso de franquicias y criticó la dependencia de la sociedad en la repetición. «Solíamos pensar en franquicias como McDonalds y Burger King; ahora forman parte del cine» apuntó el director. Los márgenes del privilegio racial también aparecen en su narración. «Es imposible mirar el mundo tal como está construido y no ver el privilegio blanco como uno de los mecanismos mejor engranados». A su lado, Hathaway derramó una lágrima al hablar de su suegra, quien falleció recientemente y, al igual que los padres de Gray, era judía. «Hablamos mucho sobre lo que ella significa para nuestra familia», dijo la actriz. «Su legado influye en mi vida de manera profunda, por eso estoy tan agradecida con el cine». Strong admitió llegar a cada proyecto en el que trabaja sin expectativas; pero reconoció un paralelismo entre Armageddon Time y Sucesión. «La serie habla del capitalismo en los Estados Unidos, y puedes encontrar ese genoma en esta película».

Hunt

La serie 'El Juego del Calamar' dio fama internacional al actor Lee Jung-Jae interpretando al perdedor Seong Gi-hun, un hombre que busca un cambio de vida. Doce años después de estrenar y protagonizar en Cannes The Housemaid (En Competencia, 2010), el surcoreano Jung-Jae estrenó su primera película tras las cámaras, Hunt, un thriller ambientado en los 80 sobre el enfrentamiento entre las dos Coreas. «Esta película no habla solo de lo que está sucediendo en Corea, sino también sobre cómo detener todos los conflictos en el mundo. A menudo nos tragamos verdades distorsionadas que son perspectivas sesgadas, montajes de los medios, que nos pone en conflicto con la oposición. Hay personas en otros lugares del mundo que se benefician de nuestro conflicto. Mi película habla de las personas, de la gente auténtica que intenta enderezar el camino para evitar que ideologías enfermizas continúen en el poder». Guionista, productor, actor y director; Lee no tenía intención de exponerse a tantos trabajos cuando empezó con el proyecto. «Otros realizadores estuvieron a punto de dirigir la película, pero fueron abandonando y, al final, decidí que yo era la persona adecuada para ponerse al mando» dijo Lee.

Con el auge del cine y la televisión asiáticos, especialmente de Corea del Sur, el cineasta reconoce que es una buen momento para lanzar su cultura al mundo. «Creo que es una muy buena oportunidad para que los coreanos conversen con la comunidad global. El Juego del Calamar se convirtió en la serie más vista en la historia de las plataformas y hay tres series entre las más vistas de Netflix. Eso no puede ser casualidad». El actor admite estar ya preparando la segunda temporada de la serie, que se filmará el próximo año.