La camerata de la prestigiosa formación holandesa. / C7

La Camerata de la Royal Concertgebouw toca este viernes y sábado en el 38º Festival

La formación holandesa aborda un repertorio de piezas de Arnold Bax, Mozart y Nino Rota en los teatros Guimerá y Pérez Galdós

CANARIAS7 Las Palmas de Gran canaria.

Formada por miembros de la famosa Royal Concertgebouw Orchestra de Ámsterdam, la Camerata de esta formación regresa al Festival de Música de Canarias para ofrecer un repertorio integrado por obras de Arnold Bax, Mozart y Nino Rota.

Los conciertos de la Camerata Royal Concertgebouw Orchestrason este viernes en el Teatro Guimerá, en Santa Cruz de Tenerife, y el sábado en el Teatro Pérez Galdós de Las Palmas de Gran Canaria, ambos a las 20.00 horas.

Las entradas están disponibles en la web del festival (www.icdcultural.org) y en las plataformas habituales de venta de estos espacios.

Aunque la formación de este grupo de solistas es relativamente reciente, remontándose a 2009, goza ya de fama en todos sitios, alcanzando un notable éxito en las salas más prestigiosas. El conjunto surgió cuando unos colegas de la orquesta se reunieron en unas vacaciones de verano en Italia. A partir de ahí, es su amor entregado a la música de cámara lo que impulsa a estos músicos a sacar tiempo de sus apretadas agendas para actuar como Camerata RCO.

El programa que ofrecen en el 38º Festival Internacional de Música de Canarias se abre con el 'Quinteto para oboe y cuerdas' de Arnold Bax (el perfecto gentleman inglés, con una agitada vida amorosa, llevada al cine en 'La vida secreta de Arnold Bax', y autor de la banda sonora de 'Oliver Twist') compuesto en 1922.

A continuación, tocarán el 'Cuarteto para flautas en La mayor' de Mozart que, a diferencia de los tres cuartetos previos, escritos para el aficionado flautista holandés Ferdinand de Jean, este parece haber surgido como una pieza de entretenimiento, en lugar de como encargo.

Y cierra el 'Noneto para quinteto de viento y cuarteto de cuerdas' de Nino Rota, cuarteto formado por violín, viola, violonchelo y contrabajo para una obra amplia, en cinco movimientos: los cuatro habituales de la forma sinfónica, más una Canción con variaciones que se inserta entre los movimientos.