Un momento de la presentación de 'Ernani', este jueves en el Teatro Pérez Galdós. / cober

La bella y compleja 'Ernani' vuelve con una apuesta fiel y respetuosa

La ópera de Verdi se representa los días 24, 26 y 29 de mayo, en el Teatro Pérez Galdós, dentro de la 55ª temporada de ACO

Victoriano Suárez Álamo
VICTORIANO SUÁREZ ÁLAMO Las Palmas de Gran Canaria

Tan compleja y poco representada como bella, tanto por las arias como por la música que emana desde el foso. Ese es el panorama que marca el paso de 'Ernani', la quinta ópera compuesta por Giuseppe Verdi y que por tercera vez -la primera fue en 1979 y la segunda en 2005- cobra vida dentro de la temporada de Las Palmas de Gran Canaria Alfredo Kraus, que organiza la asociación Amigos Canarios de la Ópera (ACO).

Las funciones se representarán los días 24, 26 y 28 de mayo, siempre a las 20.00 horas, en el Teatro Pérez Galdós.

Ulises Jaén, director artístico de ACO, atribuye la escasa presencia de 'Ernani' sobre los escenarios en el hecho de que requiere un cuarteto de voces protagonistas de muy alto nivel para estar al nivel que exige esta pieza que transita entre el belcanto y el Verdi más maduro y posterior.

«Es una ópera muy, muy exigente que necesita de un reparto excepcional. El 99% de las óperas de Verdi necesitan unos cantantes 'top' para estar a la altura», confiesa Ulises Jaén.

La primera en la isla

Subraya, eso sí, el hecho de que a pesar de su complejidad fue la primera ópera estrenada en Gran Canaria, en concreto en 1861, en el desaparecido Teatro Cairasco -actual Gabinete Literario-, tan solo 17 años después de que el propio Verdi la diera a conocer en el Teatro la Fenice, de Venecia, el 9 de marzo de 1844.

Anna Pirozzi, Roberto Aronica, Alessandro Luongo y Evgeny Stavinsky encabezan un elenco que se completa con los cantantes canarios Fernando Campero, Andrea Gens y Gabriel Álvarez.

La escenografía

Carlo Antonio de Lucia, habitual en las temporadas de ACO, firma una escenografía que va a favor de la obra original y de los propios cantantes.

«Es una producción con un estilo clásico y respetuoso con la música del compositor y con el libretista. No he intentado encorsetar a los cantantes en mis propias ideas, sino que he buscado que se expresen con libertad, como ellos conciben sus roles y la ópera. No comparto la visión de que renuncien a sus propias ideas sobre los personajes por lo que opine el 'regista'. Lo primero debe ser la lógica de Verdi, no la mía, porque si no, se pierde calidad», subraya De Lucia.

Un momento de la rueda de prensa, celebrada en el Teatro Pérez Galdós. / cober

La soprano napolitana Anna Pirozzi encarna por tercera vez en su carrera el rol de Elvira. «Es un personaje que amo, aunque es de los más difíciles de Verdi, porque siempre canta en agudos, sin descanso desde que sale al escenario», apunta la cantante, que se muestra encantada de que la temporada de ACO haya regresado al Galdós, «un t eatro maravilloso con una acústica bellísima», destacó la artista italiana.

Juntos por primera vez

A pesar de conocerse desde hace más de diez años, Pirozzi se estrena sobre el escenario del Galdós en una misma producción junto al tenor Roberto Aronica, que da vida a Ernani. El cantante, que dice estar muy emocionado por poder cantar en la tierra natal de un «ejemplo para todos los tenores como es Alfredo Kraus», destaca de su papel lo complejo que resulta pasar de «momentos heroicos a otros románticos» a medida que se desarrolla una ópera que le obliga a transitar por el «belcanto y con una línea elegante» a la hora de cantar.

Don Ruy Gómez de Silva es el personaje al que da vida el barítono Evgeny Stavinsky, que puso en valor «el reparto fantástico de esta producción» que cuenta con unos roles «con tesituras y fraseos muy complicados» y que están entre un 60 y 70% del tiempo sobre el escenario.

En una misma línea se manifiesta Alessandro Luongo, que se pone en la piel de Don Carlos.

García Calvo

El director madrileño Guillermo García Calvo se estrena en el foso de la temporada operística de la capital grancanaria con estas tres funciones de 'Ernani', de Verdi.

«La Orquesta Filarmónica de Gran Canaria (OFGC) es fantástico cómo escucha, así como su sonido y afinación», reconoce.

« La ópera es muy difícil para la orquesta, porque está escrita en plena transición del belcanto al Verdi maduro. Requiere una afinación impecable de unos vientos que tienen que tener la misma calidad que los cantantes. Necesitan no solo tocar, sino escuchar a los cantantes para saber cuándo entrar», apunta.

El coro, con mascarillas

El coro de este festival de ópera, que dirige Olga Santana y que es amateur, tiene mucho peso en 'Ernani'.

Durante las tres funciones, sus componentes cantarán con unas mascarillas especialmente diseñadas en Valencia para las producciones líricas.

«Cantan con mascarillas porque tenemos que proteger a los solistas de un contagio, porque eso nos podría llevar a cancelar. Los integrantes del coro lo pasan mal con las mascarillas y hay que poner en valor el esfuerzo que realizan», explica Ulises Jaén, director artístico de ACO.