El Supremo da dos meses a la Fundación Auditorio

18/06/2020

Antes del próximo 19 de julio tiene que estar resuelta o muy avanzada la resolución del culebrón desarrollado en torno al concurso público que designó a Tilman Kuttenkeuler como director general de la Fundación Auditorio Teatro de Las Palmas de Gran Canaria. Así lo ha determinado el Tribunal Supremo, que notificó el pasado 19 de mayo a las dos partes litigantes la firmeza de la resolución por la que rechazaba el recurso de casación presentado por la Fundación y fijaba un plazo de dos meses, a partir de esa fecha, para que se ejecutase los fallos de las dos sentencias previas, que consideraron nula la convocatoria pública que designó al gestor centroeuropeo.

Tanto el recurrente, la Fundación Auditorio Teatro, como el recurrido, el exgerente del Cuyás, Juan Márquez y una de las personas que se presentó a la convocatoria pública para la dirección general, recibieron la diligencia de ordenación del Ministerio de Justicia que declaraba la firmeza de la resolución ya comunicada en el fallo que se hizo público el pasado 2 de marzo.

Las fuentes jurídicas consultadas apuntan que «transcurridos dos meses a partir de la comunicación de la sentencia o el plazo fijado en ésta para el cumplimiento del fallo, conforme al artículo 71.1.c, cualquiera de las partes y personas afectadas podrá instar su ejecución forzosa». Así, que si la Fundación no mueve ficha con respecto a la anulación del concurso, Juan Márquez tiene el derecho de pedir la ejecución forzosa de la misma.

Conviene recordar que la Sección Primera de la Sala Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo, presidida por Luis María Díez-Picazo Giménez y compuesta por José Luis Requero Ibáñez, César Tolosa Tribiño, Fernando Román García y Dimitry Berberoff Ayuda, acordó «la inadmisión a trámite» del recurso presentado por la Fundación Auditorio Teatro contra la sentencia condenatoria del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), que a su vez corroboraba la emitida por el juzgado número 3 de lo Contencioso-Administrativo de Las Palmas de Gran Canaria.

La resolución del Supremo, que no daba pie a un nuevo recurso, además, condenó a la Fundación Auditorio a abonar todas las costas procesales.

Las fuentes consultadas apuntan que la representación legal de Juan Márquez solicitó la pasada semana el abono de las correspondientes a las tres instancias por las que ha transitado este litigio.

El punto de partida de este proceso fue el fallo del concurso público que la Fundación Auditorio Teatro hizo público el 8 de febrero de 2016 y que designó como nuevo director general de esta institución a Tilman Kuttenkeuler.

Juan Márquez impugnó la resolución, porque consideraba que en el proceso de selección no se habían respetado las bases que figuraban en la convocatoria.

La Justicia, desde un primer momento le dio la razón, porque consideró que se habían empleado «criterios que no figuraban en las bases».

Desde la primera sentencia, en el seno del Patronato de la Fundación se produjo un cisma sobre cómo hacer frente a la misma.

El Cabildo de Gran Canaria, que ostenta la vicepresidencia, dijo públicamente que no era proclive a recurrir, ya que la sentencia de primera instancia era demoledora y lo que apremiaba era solucionar el entuerto. El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, que preside el Patronato, se decantó por recurrir hasta la última instancia.