‘La jaula’ reflexiona sobre la desigualdad de género

15/08/2018

El espacio de producción del Centro de Arte La Regenta cuenta con una nueva artista residente, la joven palmera Ángela González, quien está desarrollando en estas instalaciones la segunda fase de su proyecto La Jaula, cuyo resultado se presentará al público el próximo miércoles, 29 de agosto.

Esta nueva apuesta del espacio dependiente del Gobierno de Canarias es fruto de un acuerdo de colaboración con el Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane.

Tiene como objetivo servir de plataforma para el proyecto de dibujo e ilustración que está llevando a cabo la creadora como espacio de reflexión sobre la lucha contra la desigualdad de género.

En esta segunda etapa la artista rompe la relación con el color, la suavidad y la ternura, realizando un cambio estilístico y técnico que se centra en lo oscuro y profundo de la situación, fruto de una mayor necesidad de reivindicación, lucha y cambio, según informa en un comunicado la consejería de Turismo, Cultura y Deportes.

Para conseguir este objetivo, la importancia de la obra reside en la adjetivación de la línea y la experimentación a través de la mancha y el azar, combinado con el poder de la palabra. El gesto y el atrezzo juegan un papel fundamental.

El público tendrá la ocasión de profundizar y conocer de primera mano el trabajo de Ángela González el 29 de agosto, a partir de las 19.00 horas, momento en el que la artista abrirá su estudio y mostrará las obras desarrolladas durante su estancia en La Regenta.

Ángela González Álvarez (Los Llanos de Aridane, 1995) concibe la creación artística y más concretamente el dibujo como caminos en los que poder expresarse de una forma totalmente libre y propia, por lo que su trabajo se ha convertido en una reflexión social, donde poder analizar y buscar herramientas que aporten «la solución a un problema».

Esta búsqueda de temáticas cargadas de un trasfondo social le lleva a crear una obra en la que se fusionan metáfora y crítica, basada en una combinación gráfico–literaria, intentando que las palabras y las imágenes muestren emociones y mensajes.

La joven artista palmera se ha trazado como uno de sus principales objetivos desarrollar un discurso en el que formen parte, tanto las ideas premeditadas que llevan a crear una obra, como el papel fundamental que juega en ellas el azar y lo aleatorio, buscando así el resultado de un proceso en el que, independientemente del tipo de técnica que se utilice, la importancia recaiga en lo que expresa, en el concepto y en la relación entre letras y trazos.