Borrar
Leandro Betancor, ante varias de las imágenes que se incluyen en esta muestra en la Biblioteca Insular de la capital grancanaria. C7
«Son fotos muy duras pero elegidas con cuidado para que la gente no pierda la empatía»

«Son fotos muy duras pero elegidas con cuidado para que la gente no pierda la empatía»

Leandro Betancor comisaria la muestra 'Crónica visual de la infamia', que se exhibe en la Biblioteca Insular de Gran Canaria

Helena Falcón

Las Palmas de Gran Canaria

Sábado, 9 de marzo 2024, 01:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El fotógrafo y comisario de la exposición 'Crónica visual de la infamia', Leandro Betancor, que se exhibe hasta el 22 de marzo en la Biblioteca Insular de Gran Canaria con cuarenta fotografías realizadas por el fotoperiodista ucraniano Evegeniy Maloletka en el transcurso de los dos años de la violenta y despiadada invasión de su país por Rusia, define esta muestra fotográfica como «una oda a la memoria colectiva que el conflicto de Ucrania, como tantos otros, sufre la pena de telediario en el que todos los dramas y noticias se sustituyen en parrilla según la actualidad. Esta exposición habla de memoria, para que Europa no olvide que a sus puertas se está llevando a cabo una masacre», advierte el comisario de la exposición.

Su fecha de inauguración en la plata baja del edificio de la Plaza de las Ranas no se determinó al azar. El pasado 23 de febrero se cumplieron dos años de la invasión de Rusia a Ucrania. «El segundo aniversario de la invasión era la ocasión idónea para presentar esta muestra que hace visible en la sociedad el sufrimiento de las personas que soportan esta guerra». Además, agrega Betancor, «es la primera exposición individual en España del fotoperiodista Maloletka, el más galardonado del mundo en los últimos dos años».

Betancor vivió un complejo proceso de selección para llegar a elegir finalmente las cuarenta fotos que se exponen en la Biblioteca Insular. «Evegeniy me mandó 400 fotos con las que he tenido que arrugar el ojo y elegir con consciencia para que la mirada del público no se anestesie. Son fotografías muy duras pero elegidas cuidadosamente para que la gente no pierda la empatía y la sensibilidad. La carga que se lleva un fotógrafo de guerra es enorme. Estas fotografías recogen esas emociones tan duras que acompañarán a su creador para siempre».

Inspiración literaria

«Detrás de cada trabajo fotográfico que afronto existe una inspiración literaria, lo formulo para mi propio trabajo y lo he repetido para este comisariado. Y es que ya está todo escrito. Por ello en este caso aludo a 'La historia universal de la infamia' de Borges. Esta obra me sirve como excusa para construir el título de la exposición: 'Crónica visual de la infamia'. A pesar de que esta obra de Borges cuenta con relatos ficticios y reales, narra la historia de personajes que se hicieron célebres por su maldad y por su ansia de poder. 'Crónica visual de la infamia' es el testimonio fotográfico de la maldad, la traducción en imágenes de esa historia universal de la infamia, una historia que nunca termina, que aún está por escribir el siguiente capítulo». Así es como explica Betancor por qué bautizó la exposición con este título de referencias literarias, a las que podría añadir el 'Ensayo sobre la ceguera' de Saramago.

Noticia relacionada

«Cuando la ceguera se convierte en una pandemia todavía hay gente que tiene esa capacidad de ver la realidad y sin duda, Evegeniy Maloletka, es un ejemplo de esos seres que luchan para que se vea la realidad en un mundo cegado por sesgos informativos o la famosa pena de telediario. Ante esa ceguera colectiva menos mal que existe un fotógrafo que dispara con su cámara para poder contar la verdad de la guerra, otorgando protagonismo a los verdaderos damnificados, los que pierden la guerra», comenta Leandro Betancor.

La fotografía es una herramienta fundamental para no caer en el olvido. Betancor, fotógrafo de profesión, defiende que «la fotografía es una herramienta de memoria y es un arma poderosa cargada de verdad. El disparo de una cámara no duele como el disparo de una bala, pero sí sirve para que se haga justicia. Este testimonio gráfico sirve para señalar la infamia de los culpables», dice.

«Lo efímero de los medios de comunicación provoca que la fotografía se convierta en un elemento para luchar contra el mayor enemigo de cualquier guerra, el olvido, y este conjunto fotográfico es una manera certera de acercar a la gente al horror y la verdad de la guerra», sostiene el comisario.

Visita la isla la próxima semana

El fotógrafo ucraniano, que la próxima semana visita Gran Canaria, lleva desde finales del 2013 recogiendo mediante la fotografía la invasión rusa en Ucrania, antes en la guerra del Dombás y la ocupación de Crimea, convirtiéndose su mirada en uno de los testimonios más cercanos y veraces del drama que sufre la población civil.

Ganador de un premio Pulitzer y Word Press Photo entre otros, está nominado a los Óscar 2024 en la categoría de documental con la pieza '20 días en Mariúpol'.

La exposición 'Crónica visual de la infamia' es un conjunto de imágenes que captan los momentos más impactantes y representativos de un conflicto que se muestra en los medios de comunicación apelando al término pena de telediario, al que alude Leandro Betancor para explicar el porqué es necesaria la visualización de estas imágenes por parte de la ciudadanía.

«Maloletka anuda gargantas y enmudece el grito de rabia que sus imágenes nos provoca. Pero que sin duda tienen el enorme valor de convertirse en las pruebas de cargo incontestables», comenta.

«La finalidad de esta muestra es que transmita empatía y solidaridad a la ciudadanía canaria y, en un futuro, a las personas de otras partes del territorio español. Que apele a la memoria colectiva. Hoy más que nunca es necesario no sólo mantener los ojos bien abiertos sino también aprender a no mirar para otro lado cuando la vileza de unos pocos afecta a la vida de tantos inocentes», concluye Leandro Betancor.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios