Las fotografías a recién nacidos tienen una formación específica. / jose tándem by natalia medina

Una fotografía emocional e inolvidable

Natalia Medina, en el estudio de Jose Tándem, se especializa en 'newborn', imágenes a recién nacidos

Rafael Falcón
RAFAEL FALCÓN

Un momento especial, un recuerdo lleno de magia, una instantánea que plasme la dulzura en sus primeros días de vida, la fotografía 'newborn' tiene una serie de características que la hacen especial y única. Natalia Medina, en el estudio de Jose Tándem en la capital grancanaria, se ha especializado en este tipo de fotos que merece una formación específica.

A raíz de la pandemia, la fotógrafa grancanaria decidió iniciar una formación en 'newborn' y se encomendó a dos referentes en España: Le photograph y Verónica Teban, respectivamente. Las peculiaridades de esta fotografía son múltiples, ya que se realizan cuando el recién nacido tenga entre cinco y diez días de vida, en el que mantienen su posición fetal y ese aura angelical de tranquilidad.

« Cada profesional tiene su sello y yo intento plasmar el mío, en una fotografía más emocional. En las fotografías a recién nacidos hay que crear un ambiente adecuado, con una música especial, una complicidad con la familia del bebé, disponer de todo lo necesario durante una sesión que puede durar entre tres y cuatro horas, y una buena calidad técnica», destaca.

Los mejores momentos de nuestras vidas quedan grabados para siempre gracias a la fotografía y en Jose Tándem Estudio -www.josetandem.es- han querido ampliar su abanico de servicios con la especialización de Natalia Medina en 'newborn'.

«Me encantan los niños y en este tipo de fotografía estás en constante formación diaria. Yo también trabajo el atrezzo y siempre mantengo una reunión preva con los padres de la criatura para conocer su planteamiento y para que conozcan nuestro estudio y nuestra forma de trabajar», afirma.

Esta fotografía es muy laboriosa, hasta alcanzar la postura adecuada y la luz ideal. La sesión, sin duda, la marca la criatura. Un cambio de pañal o el tiempo para su comida es esencial para que el bebé vuelva a quedar dormido y así reiniciar el trabajo.

Natalia Medina es una mujer perfeccionista que cuida hasta el más mínimo detalle, creando un ambiente único, para plasmar en su fotografía el mágico momento que la familia vive cuando acude a una sesión de este tipo.