Exposiciones

El CAAM homenajea al arte canario y a los invisibles

25/01/2018

Las tres muestras que ocupan desde hoy el Centro Atlántico de Arte Moderno están planteadas como homenajes. El primero, y más evidente, honra a Alejandro Reino, fallecido este mes. El segundo reconoce la trayectoria del pintor Paco Sánchez, y por último, Claudia Casarino dedica su obra a los invisibles; las mujeres y los inmigrantes.

Las Palmas de Gran Canaria

A partir de este jueves, el CAAM se consagra a ensalzar a dos figuras básicas en la construcción de la vanguardia en Canarias; al premio Canarias de Bellas Artes 2017, Paco Sánchez (Gran Canaria, 1947) y al artista recientemente fallecido Alejandro Reino (Gran Canaria, 1935-2018).

La tercera exhibición que ofrece el centro de arte moderno es la retrospectiva de la creadora paraguaya Claudia Casarino (Asunción, 1974), que con su arte procura iluminar «las zonas oscuras de este mundo»; en concreto las estructuras de poder que invisibilizan y castigan a las mujeres y a los inmigrantes, explicó la comisaria Gabriela Salgado.

Las abigarradas y coloristas composiciones de Paco Sánchez, un microcosmos de ascendencia canaria poblado de aparceras, palmeras, dragos, largartos y seres alados, se extienden por el sótano y la primera planta del museo de la calle Balcones para trazar un recorrido por las constantes que han guiado sus pinceles durante los 50 años que ha dedicado a la pintura. «La exposición explica su construcción de la imagen de la isla a partir de su paso en la Escuela Luján Pérez, en un primer momento, y en una segunda fase en los años 80», explicó Frank González, que junto con Antonio P. Martín, comisaria la muestra que desvela la transformación de Sánchez. «Desde que expuse por primera vez en la Caja de Ahorros en 1974, la obra ha evolucionado lentamente pero segura. Cada vez es más colorista y refleja mejor la luz macaronésica», indicó sobre su progresión el artista grancanario que invitó al público a gozar con su trabajo. «Estoy muy contento con la obra. La he hecho con una alegría enorme y he disfrutado con ella», confesó el artista.

Una iconografía propia.

La diversidad de temas y técnicas empleadas por Alejandro Reino se puede apreciar en las 29 obras exhibidas en la tercera planta, que abarcan desde su incursión en el informalismo hasta sus fotomontajes digitales. «Me gustaría que la vieran y disfrutaran de todo lo que era capaz de hacer», indicó su hijo Alejandro.

La obra de Paco Sánchez es única porque el artista ha creado «un alfabeto visual propio surgido de sus circunstancias vitales y, por otra parte, de la raíz prehispánica», explicó el director del CAAM, Orlando Britto, sobre el pintor grancanario.

Sus composiciones coloristas y sintéticas están pobladas de aparceras, ramas secas, momias, volcanes, goros, casas, camellos y monstruos plasmados desde una perspectiva aérea y lateral, al modo egipcio, explicó Frank González, que destacó su dominio de la paleta. «Hay piezas con más de cien tonos de color. Hace muchos bocetos y cartones, y luego los guarda. En su obra no hay nada de trabajo fácil. Todo está medido», indicó el comisario que subrayó la musicalidad de un imaginario que se puede apreciar a través de 91 piezas expuestas.

Claudia Casarino / <b>Nacho González.</b>
Claudia Casarino / Nacho González.

La paraguaya Claudia Casarino cree que el arte debe «hacer volver la mirada sobre cosas que hemos pasado por alto». Por esta razón, a través de vídeos, fotografías e instalaciones, revisa su historia personal y la de su país para desvelar el importante papel que han tenido las mujeres y los inmigrantes. Así, en su pieza Puente Kyha (2013) -compuesta por largos vestidos femeninos unidos en sus extremos- habla de la conexión invisible entre las paraguayas que han salido de su país y las que se han quedado, y en Prácticas de tránsito presenta dibujos hechos con hilo de sillones, bidones y otros espacios usados como escondite por los inmigrantes para atravesar las fronteras. «Estoy especialmente satisfecha de compartir una mirada y una reflexión con gente con la que tengo tantas cosas en común; una historia de colonización, de dictadura y de corrupción», subrayó la artista sobre su exhibición en el CAAM, la de mayor escala que ha realizado fuera de su país en sus dos décadas de trayectoria.

Actividades música, charlas y una merienda

Artista y comisaria. El viernes 26 de enero, a las 19.00 horas, habrá una visita guiada por la propia Claudia Casarino a su exposición. Estará acompañada por la comisaria, Gabriela Salgado.

Inauguración. Las tres abren al público el jueves 25 de enero (20.30 horas). Habrá música en la terraza del CAAM con dj Manel Ruiz, El Especialista. Se clausuran el 27 de mayo, salvo la de Reino (25 de febrero).

Para los más pequeños. La inauguración infantil será el viernes 2 de febrero, a las 18.00 horas. Familias con menores de 4 a 14 años. Entrada libre. Se hará una visita que termina con merienda.

Seminario. El jueves 15 de marzo, a las 19.00 horas, se celebra un seminario en torno a Paco Sánchez de la mano del propio artista, los comisarios de la muestra y ponentes invitados.