Borrar
'Muchacha con sombrero de plumas', de Tiziano, uno de los cuadros del Hermitage que Rusia exige a Italia que se lo devuelva.
El arte, víctima colateral de la guerra en Ucrania

El arte, víctima colateral de la guerra en Ucrania

Rusia exige a Italia la devolución de un centenar de cuadros prestados por sus museos, entre ellos obras maestras de Picasso y Tiziano

Dario Menor

Corresponsal en Roma

Jueves, 10 de marzo 2022, 23:11

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El arte también es una víctima colateral de la guerra. El conflicto provocado por el presidente ruso, Vladímir Putin, con la invasión de Ucrania iniciada el pasado 24 de febrero ha propiciado que Rusia comience a ser un Estado paria al que dan la espalda la mayoría de los países del planeta. La reacción de Moscú, declarando hostiles a los miembros de la Unión Europea por imponerle sanciones, ha propiciado que el Ministerio de Cultura ruso exija el regreso de las obras de arte que sus museos tienen prestadas en galerías extranjeras. La medida afecta en particular a Italia, que en 2021 comenzó las celebraciones del 'Año cruzado de los museos', por el que pinacotecas de ambas naciones intercambiaban sus colecciones.

La inclusión de Italia por parte de Moscú en su lista de países hostiles por su reacción ante la invasión de Ucrania supone por tanto el fin de «todas las actividades de promoción cultural institucional» con Rusia, según informó el Ministerio de Cultura de aquél país. Son más de un centenar los cuadros que diversas instituciones italianas tienen que devolver ahora a sus propietarios, que son museos y colecciones privadas rusas. Entre las obras destaca 'Muchacha con sombrero de plumas', de Tiziano, que pertenece a los fondos del museo del Hermitage, y que era uno de los tesoros expuestos en el Palacio Real de Milán en el marco de la exposición 'Tiziano y la figura de la mujer veneciana en el siglo XVI', inaugurada el mes pasado.

También es propiedad de la célebre pinacoteca de San Petersburgo el retrato cubista 'Mujer joven' de Pablo Picasso, realizado en 1909 para plasmar a su amante Fernande Olivier. Estaba expuesto en la galería de la Fundación Alda Fendi, situada en Roma, donde iba a permanecer hasta el 15 de mayo. Estas muestras podrán seguir abiertas pese a la retirada de las obras de Tiziano y de Picasso, pero más difícil lo tendrá para satisfacer al público la gran exposición inaugurada hace dos semanas en Rovigo, al noreste de Italia, y dedicada de manera monográfica a Kandinsky. La mayor parte de las 80 obras del célebre pintor ruso expuestas pertenecen a museos o a colecciones privadas de aquél país, por lo que tienen que ser empaquetadas y devueltas cuanto antes. Debían haber permanecido en Rovigo hasta finales de junio.

Disgusto e inconvenientes

«Entiendo perfectamente que esta decisión os creará gran disgusto e inconvenientes y espero que la comprendáis», se justificó en una carta el director del Hermitage, Mikhail Piotrovsky, a los museos italianos que contaban con obras de su propiedad. «Tras la decisión del Ministerio ruso de Cultura todos los préstamos deben ser devueltos desde el extranjero a Rusia y el Hermitage es un museo estatal que depende del Ministerio», se justificó. La petición rusa ha sido aceptada sin rechistar por las autoridades italianas, como se encargó de aclarar el ministro de Cultura italiano, Dario Franceschini: «Me parece evidente que cuando un propietario pide la devolución de sus obras, éstas deben ser devueltas».

Italia ya había recuperado los cuadros prestados a museos rusos en el marco del año de intercambios. Destacaban 26 obras del pintor Carlo Mattioli, además de otras creaciones de Boccioni, Morandi, Balla y Severino, mostradas en dos exposiciones sobre los maestros futuristas italianos organizadas en los meses pasados en San Petersburgo y Moscú. La última de ellas fue clausurada el pasado 16 de enero y las obras regresaron a Italia antes de Putin ordenara la invasión de Ucrania.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios