Un momento del rodaje del 'teaser' de 'Tal vez', con las actrices Tania Santana, en la piel de Natalia Sosa, y Marta Viera, como Pinito del Oro. / c7

Arima León prepara la «ensoñación» cinematográfica de Natalia Sosa Ayala

La cineasta grancanaria, que ganó con el Isla Mecas el año pasado, tiene previsto rodar 'Tal vez' durante el 2023

Victoriano Suárez Álamo
VICTORIANO SUÁREZ ÁLAMO Las Palmas de Gran Canaria

La joven cineasta grancanaria Arima León tiene previsto rodar su ópera prima, 'Tal vez', «a comienzos del próximo año». Se trata de un largometraje que se desarrolla a modo de «sueño melancólico» en el que la poeta Natalia Sosa Ayala recuerda su relación con la artista Pinito del Oro.

«Planteo la película como una suerte de ensoñación, de sueño constante de Natalia rememorando ese tiempo pasado, el circo, su libertad y su gran amor. Al volver a Gran Canaria lo idealiza de forma muy fuerte y le acompaña hasta sus últimos días. Rememora todo ese tiempo que pasó con Pinito y ese beso en el ascensor que para ella tuvo un enorme valor. Con esa idea de ensoñación y de tiempo idealizado planteo la película», explica la directora que se hizo con el premio del Isla Mecas en la edición del pasado año en el marco del Festival Internacional de Cine de Las Palmas de Gran Canaria.

El punto de partida del filme, que tendrá un presupuesto de 1,3 millones de euros, es la relación amorosa entre Natalia Sosa y Pinito del Oro. ¿Hubo algo más que amistad? «Es un tema complejo. Solo ellas saben lo que realmente sucedió. En el libro de Natalia, de las cartas solo comenta el final y que no hubo encuentros carnales entre ambas. Pero esto también te puede llevar a pensar que se trata de un convenio o acuerdo entre ambas para que se publicasen esas cartas. Natalia no solo habla de ese beso en el ascensor, sino de otros besos o encuentros amorosos y no sexuales», responde la cineasta, que lamenta que no se tengan las misivas que Pinito del Oro le escribía a Natalia Sosa y que podrían aportar algo más de luz. « Tenemos las cartas de Natalia, pero no las respuestas. Contacté con la familia de Pinito del Oro pero no las han podido encontrar», se lamenta.

'Tal vez' tendrá un aroma, visual y narrativo, propio del cine de autor. Pero la directora isleña tiene claro que ese cariz no debe impedir que la película trascienda y sea accesible para todo tipo de espectadores.

« La película beberá también de aspectos 'performativos', pero narro una historia de forma más convencional. Quiero que llegue a todo el mundo. No quiero que se trate de una película solo para festivales, aunque queremos que vaya a festivales, por supuesto. Quiero que la pueda ver mi abuela, por ejemplo, porque creo que es importante que todo el mundo conozca esta historia. Le voy a dedicar al proyecto siete años de mi vida y no quiero que lo vean cuatro personas», confiesa.

Este objetivo se cimenta en que la cinta no solo contará la historia de amor, frustrado o no, entre la poeta y la estrella circense. «Su contexto era un vergel cultural importante. Por ejemplo, incluyo en la película al escultor Plácido Fleitas. Natalia escribió un artículo dedicado a su figura en los años noventa. Se titulaba 'Flores para Plácido' y en el mismo explicaba que cuando murió no le pusieron una lápida en la tumba porque era homosexual. Ella pagó esa lápida porque sentía un enorme dolor ante la situación. Por eso incluyo a Plácido en la historia desde la ficción y también reivindico a artistas como Yolanda Graziani. Me reuní con ella al principio de la investigación para la película y sentí la enorme necesidad que tenía de ser recordada, porque en su época fue muy popular, pero ahora ya no se la reconoce a pesar de la importancia que tuvo», subraya.

'Tal vez' cuenta en la actualidad con un acuerdo de precompra por parte de la Televisión Canaria, el apoyo del Gobierno de Canarias para su desarrollo y el premio del Isla Mecas. Arima León la presentó en el mercado del reciente festival de Málaga donde también participó en un apartado dedicado a creadores digitales. «El proyecto cada vez está más sólido, contamos con una carta de interés de Antonia San Juan. Nuestra idea es rodar la película durante 35 sesiones a comienzos del próximo año. Hemos hecho una reescritura de guion reciente con Yolanda Berraza», dice.

Arima León, recogiendo el premio Isla Mecas en 2021. / c7

«Siempre he trabajado la película desde el respeto y la admiración»

Abordar la existencia de personas reales como Natalia Sosa y Pinito del Oro puede generar recelos y suspicacias. Aún más cuando se aborda una cuestión como la relación amorosa entre ambas. Arima León es consciente de ello, aunque su largometraje 'Tal vez' sea una ficción y no un documental. «Siempre he trabajado la película con respeto y admiración. Hablo de Natalia, pero también de su madre, Peregrina, y de su padre, el también poeta Juan Sosa. He hablado mucho con su familia y me puse en contacto con ellos al principio para ver si contaban con material audiovisual de Natalia. Pero no tenían, solo contaban con fotografías. Han sido muy generosos en todo momento», señala.

En la piel de la autora de 'Stefanía' se pondrán dos actrices durante el rodaje de 'Tal vez'. Su juventud y los momentos que transcurren junto a Pinito del Oro los afrontará Tania Santana. «En los años ochenta, Natalia sufrió una hemiplejía. Hecho que nos lleva a cambiar de intérprete. Me gustaría que el papel lo haga Ana Wagener, porque creo que tiene todas las características para dar vida a alguien con la sensibilidad tan especial que tenía Natalia Sosa», apunta Arima León. Marta Viera encarna a Pinito del Oro.

La directora aspira a que el filme sea «inmersivo» y el espectador entre con naturalidad en el universo vital y creativo de la poeta grancanaria fallecida en el año 2000. Para ello, la ficción se convierte en un vehículo fundamental. «En la nueva versión del guion me llevo la gira del circo a Argentina. Necesitaba un punto que no fuera histórico y real para recrear mi propia imaginación. Eso me da la posibilidad de fantasear un poco. Estamos trabajando en la coproducción para rodar allí, porque el ambiente bohemio de Buenos Aires nos viene muy bien. Nuestra idea es ir a rodar con los cabeza de equipo y las dos protagonistas», avanza.

La cineasta andaba buscando «a una artista LGTBI cuya vida fuera interesante para hacer un corto», dice, cuando Natalia Sosa se cruzó en su camino. «Una compañera de tesis estaba trabajando sobre la revista 'Mujeres en la isla', que se editaba aquí en el siglo XX. Yo había leído sobre varias mujeres, pero no conectaba con ellas. Tamara fue la que me introdujo en la figura de Natalia. Me enseñó una fotografía y me cautivó. En la Biblioteca de la Universidad, en el Obelisco, cogí 'Cuando es sombra la tarde' y vi que el volumen había sido donado por la familia y no comprado. Eso me removió. Al leerlo vi que era un sueño toda esa intimidad y ese dolor tan desgarrador y me dije que tenía que hacer algo, sí o sí». Así nació 'Tal vez'.