Jonathan Tetelman, a la izquierda, durante una de las sesiones de grabación del álbum en el Auditorio, dirigida por Karel Mark Chichon. / C7

Ve la luz 'Arias', el álbum de Jonathan Tetelman y la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria

La división internacional de Deustche Grammophon publica el disco, grabado en noviembre de 2021 en el Auditorio Alfredo Kraus

Victoriano Suárez Álamo
VICTORIANO SUÁREZ ÁLAMO Las Palmas de Gran Canaria

La división internacional del prestigioso sello Deutsche Grammophon ha puesto a la venta este mes de agosto el álbum 'Arias', protagonizado por el tenor chileno-estadounidense Jonathan Tetelman, que grabó junto a la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria (OFGC), dirigida por su titular Karel Mark Chichon, en una serie de sesiones desarrolladas en noviembre de 2021, en el Auditorio Alfredo Kraus.

Se trata del segundo álbum con la división internacional de este sello que ha grabado la OFGC, tras el que se pergeñó, también en el Auditorio del paseo de Las Canteras, junto a la mezosoprano Elina Garanca, dirigido por su marido, Karel Mark Chichon. Los grabados con esta discográfica y dirigidos por Pedro Halffter no formaban parte de la división internacional, lo que reducía considerablemente su impacto internacional, uno de los objetivos fijados para estos proyectos por la formación que pertenece al Cabildo de Gran Canaria.

Repertorio italiano y francés

El lanzamiento discográfico de Jonathan Tetelman incluye una selección de arias operísticas del repertorio italiano y francés de compositores como Ponchielli, Giordano, Verdi, Flotow, Bizet, Cilea, Zandonai, Massenet, Mascagni y Puccini.

Abre el volumen el aria 'Cielo e mar!', de la ópera 'La Gioconda', de Amilcare Ponchielli, que Deutsche Grammophon ha lanzado con un videoclip que se puede ver en youtube y en cuyas imágenes el tenor norteamericano nacido en Chile aparece en el barrio de Vegueta, la playa de Las Canteras y la costa Norte de Gran Canaria.

Concierto de abono

La presencia de Jonathan Tetelman en la isla a finales del pasado año no se redujo a la grabación de 'Arias'. También protagonizó uno de los conciertos de abono de la OFGC, con Karel Mark Chichon en el atril, donde abordó una selección de arias de Bizet, Cilea, Puccini, Mascagni, Zandonal y la obertura de 'La Forza del destino' y 'Guillermo Tell', entre otras.

Durante su estancia en la isla, Tetelman explicó a CANARIAS7 el origen de este proyecto discográfico que acaba de ver la luz. « El proyecto de grabar con Deutsche Grammophon nace tras cantar 'Francesca' en el Deutsche Oper de Berlín. Al día siguiente de la actuación, me llamaron y me dijeron que me querían contratar. Todo fue muy rápido. El concepto del disco es romántico, con una selección de piezas para mostrar mi versatilidad. La OFGC entra en el proyecto porque hice una minigira con Karel cantando 'Carmen'. Nos llevamos muy bien y como no contaba con orquesta ni director definido para el álbum surgió la posibilidad. Todo se confirmó finalmente muy rápido», apuntaba en noviembre del pasado año.

Sobre el proceso de grabación, el tenor subrayó lo duro que es su desarrollo. « Una grabación no perdona. En una actuación, pasa cualquier pequeña cosa y se sigue. Aquí, no. Se vuelve a ese imismo momento y se repite una y otra vez hasta que sale perfecto. Para la voz humana es complicado, porque tiene un límite. La responsabilidad además es muy grande, porque la grabación queda para siempre», comentó quien definió la experiencia junto a la OFGC como un acto «colectivo estupendo». « Hemos aprendido mucho todos juntos. Hubo momentos en los que todo estuvo en su sitio y salió genial y lo celebrábamos juntos. Ha sido muy enriquecedor y algo muy especial», recalcó.

De barítono a tenor

Antes de convertirse en uno de los jóvenes tenores con mayor proyección internacional, Jonathan Tetelman fue barítono. « El cambio me llevó diez años. Nunca fui un barítono convencional, sino un tenor dormido. Esperé a terminar mis estudios, con unos 25 años, para encontrar a alguien que me enseñara la parte central y los agudos de mi voz. Me gustaba ser barítono, porque suele ser la figura central de las óperas, mientras que el tenor es más como un pegamento. Fue un periodo largo para encontrarme como tenor y para lograr explotar todas las posibilidades de mi voz», dijo.