Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este domingo 26 de mayo
Vistas del fémur y de los dos cúbitos de Toumaï. Franck Guy / CNRS
El fémur de nuestro antepasado más antiguo confirma que era bípedo
Ciencia | Evolución

El fémur de nuestro antepasado más antiguo confirma que era bípedo

Toumaï vivió hace 7 millones de años en lo que hoy es Chad, andaba sobre las dos piernas en el suelo y probablemente también en los árboles

Luis Alfonso Gámez

Miércoles, 24 de agosto 2022, 18:36

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El fémur de Toumaï, un homínido que vivió en lo que hoy es Chad hace 7 millones de años, confirma que era bípedo en el suelo y probablemente también en los árboles, sostiene en la revista 'Nature' un grupo de investigadores liderado por Guillaume Daver y Franck Guy, paleoantropólogos de la Universidad de Poitiers. Los primeros fósiles de Toumaï, nombre que en lengua goran significa 'esperanza de vida', fueron descubiertos en 2001 en Toros-Menalla y dieron nombre a una nueva especie de homínido, 'Sahelanthropus tchadensis'.

Aquellos restos fueron un cráneo, dos fragmentos de mandíbula y tres dientes. La capacidad cerebral del individuo rondaba los 350 centímetros cúbicos, cerca del chimpancé y muy lejos de nuestra especie (1.400 centímetros cúbicos), y tenía bóveda craneal de chimpancé y rostro de homínido. A pesar de no disponer en aquel momento de ningún hueso postcraneal (del tronco y las extremidades), los autores del hallazgo ya apuntaron entonces que Toumaï muy posiblemente era bípedo: así lo indicaban la orientación y la posición anterior del foramen occipital, el orificio por donde se inserta la columna vertebral.

Daver, Guy y sus colegas presentan ahora el análisis de un fémur izquierdo y de un par de huesos del antebrazo (cúbitos) procedentes del mismo yacimiento y correspondientes a la misma especie. Según ellos, la anatomía del fémur es indicativa del bipedismo de Toumaï. Además, destacan que los rasgos de los cúbitos coinciden con los característicos de la adaptación a la escalada.

Los patrones funcionales de los huesos del antebrazo sugieren que 'Sahelanthropus' podía trepar y bajar de los árboles, probablemente con alguna forma de agarre y movimiento irregular de las extremidades. Estas pruebas demuestran, según los investigadores, que los primeros homínidos desarrollaron la capacidad de caminar sobre las dos piernas poco después de la divergencia de nuestro linaje y el del chimpancé, aunque nuestro ancestros conservaron al principio características anatómicas idóneas para la vida arbórea.

El hallazgo de Toumaï revolucionó hace veinte años la paleoantropología. Demostraba que los homínidos habían surgido antes de lo que se creía y que los primeros habían vivido en una región africana alejada de donde se pensaba que había aparecido nuestro linaje, Africa oriental.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios