El ingeniero aeroespacial Pablo Álvarez, nuevo astronauta de la ESA. / EFE

Pablo Álvarez: «Todas las pruebas son duras, el primer examen duraba 11 horas»

El ingeniero leonés ha sido seleccionado como astronauta de carrera a pesar de padecer una leve discapacidad en su pierna izquierda: «No sé cómo va a ser mi vida a partir de ahora»

BEATRIZ JUEZ París

Pablo Álvarez Fernández (León, 1988) es ingeniero aeroespacial y ha sido elegido dentro de la promoción de 2022 del Cuerpo de Astronautas de la Agencia Espacial Europea. Más de 22.000 aspirantes presentaron entre abril y mayo del año pasado su candidatura a astronauta de la ESA.

-¿Qué sientes hoy? ¿Qué significa para ti?

La verdad es que llevaba toda la vida pensando qué sentiría un astronauta cuando es nombrado. Y es muy complicado. Sientes todo. Ha sido una montaña rusa estos últimos días, sin saber los detalles, sin saber hasta el último momento si vamos a estar aquí o no. Nos lo han confirmado hoy. Esta mañana. Al menos nuestro estatus como astronauta de carrera o como reservistas. Y, bueno, estoy muy feliz. Es un gran honor poder representar a todos los españoles en la Agencia Espacial y si puede ser en el espacio. Y también una gran responsabilidad.

¿Cómo han sido estos 18 meses? ¿Qué ha sido lo más duro?

-La verdad es que ha sido larguísimo. Todas las pruebas son muy duras. La primera de ellas el examen duraba 11 horas. Nos han testeado absolutamente todo. Hay otras pruebas que no eran tan duras, se llevaban mejor, como las pruebas técnicas, pero eran larguísimas. Se tienen que asegurar de que estás completamente sano, que no vas a dar ningún problema una vez que estés arriba en la estación espacial.

-¿Empieza una formación muy dura? Hasta 2025 no formará parte de una tripulación. ¿Se encuentra con fuerza?

-Es una carrera de fondo, ahora es cuando empieza. He conseguido apuntarme a ella. Esto ha sido solo el comienzo. Un comienzo duro, pero lo que queda por delante es todavía más difícil.

-¿La luna como meta?

-Como sueño.

-¿Estudió ingeniería aeroespacial con vistas a intentar una carrera como astronauta?

-Se te pasa por la cabeza pero no es una carrera realista. Hay muy poca gente, muy pocos afortunados. A este proceso nos hemos presentado 22.500 personas de toda Europa y estoy seguro de que si volviéramos a empezar tendríamos otra clase completamente distinta. Porque cualquier mínima variación puede hacer que un día te elijan o no, que una entrevista vaya bien o mal o que duermas mal el día de las pruebas de rendimiento y estés fuera. Me siento muy afortunado por estar aquí.

-¿Se celebra?

-Espero que sí. Mañana tenemos una agenda bastante apretada. Pero igual el viernes por la noche, ja, ja.

Pablo Álvarez y Sara García junto a la ministra de Ciencia e Innovación Diana Morant.

-¿Qué mensaje puede transmitir a los niños como astronauta?

-Les diría que no dejen de creer nunca en sus sueños, que los persigan, que con insistencia, esfuerzo y muchas ganas se pueden convertir en realidad, aunque ese sueño sea algo tan improbable como ir al espacio.

-¿Ya sabe lo que le espera en los próximos días?

-Sé cuándo tengo el vuelo de vuelta a España. No sé cómo va ser mi vida a partir de ahora mismo.

-¿Qué le hizo querer ser astronauta? ¿Una película? ¿Un ídolo?

-Mi ídolo de pequeño ha sido Pedro Duque, por supuesto, el primer astronauta español que abrió este camino para todos. De alguna forma, lo ves inalcanzable, crees que nunca puedes llegar a hacer algo como lo que él hizo y todavía no acabo de creerme que esté aquí.

-¿Qué le han dicho en León?

-Tengo el móvil apagado desde hace cinco horas.

-¿Sus padres que dirán cuando les diga qye se va durante 10 días a la estación espacial o a una misión en la Luna?

-Cuando les he contado la noticia han dicho que no sabían si alegrarse o no. Estarán muy orgullosos, pero un poco de miedo sí que van a tener. Seguro que pueden tratar con ello e irá bien.

-¿Cuándo empezará a formarse?

-Voy a empezar el 1 de abril en el centro de astronautas de la Agencia Espacial Europea, que está en Colonia. Allí tendré un año de entrenamiento básico después del cual se me considerará astronauta, antes somos aspirantes a astronautas todavía. Y luego tienes el entrenamiento incremental, que es el que se hace antes de que te asignen una misión, te preparan más para temas operativos. Una vez que acabas ese entrenamiento te quedas en espera hasta que se te asigna una misión. Después empiezas el entrenamiento específico de esa misión, unos segmentos que tienes que realizar y las particularidades de tu misión, que son dos años y suele hacerse entre Houston, Europa, Japón, Canadá, Rusia y todos los países que constituyen ESA.

-¿Ha hablado con Pedro Duque? ¿Le ha dado algún consejo?

-No he hablado desde que he sabido que iba a ser seleccionado, pero en una de las rondas me entrevistó él.

¿Qué ha sentido al saber que había sido seleccionado?

-Nos han ido llamando uno a uno para darnos la noticia y luego íbamos compartiendo la información. Es difícil porque todos los compañeros que han llegado hasta aquí son igualmente válidos y cualquiera podría ser astronauta. A veces es difícil asimilarlo cuando estás ahí. Me he sentido muy alegre por mí, egoístamente, pero también me hubiera encantado que Sara pudiera ser astronauta de carrera y que pudiéramos tener también la primera mujer española en el espacio.

- ¿En la universidad de León hay un programa científico muy bueno?¿Hay algún factor Léon? ¿O es una coincidencia?

-Estudié aeronáutica allí y algo me prepararon. No hasta este nivel, pero solo tengo palabras de agradecimiento para ellos. No siempre gozan de todos los recursos que les gustaría y así todo… La prueba de que nos han dado una educación de primera calidad es que estamos los dos aquí. Yo me había presentado, bueno hay un proyecto para astronautas en el que se presentan astronautas con discapacidad. Yo tengo una pequeña discapacidad en la pierna izquierda, muy leve, pero esto, en principio, me habría excluido de las pruebas anteriores. Entonces, cuando han abierto esta puerta, he entrado a través de ese programa. Al principio, no iban a ser astronautas de carrera y hoy me han metido entre los cinco elegidos para serlo. Así que, también el mensaje que te dí antes para los niños. Independientemente de la discapacidad que puedan tener o de sus condiciones o incluso de las etiquetas que nosotros mismos les ponemos a veces, tienen que perseguir sus sueños.