Ilustración con los robots implicados en la misión de Retorno de Muestras de Marte. / NASA/JPL-Caltech

Ciencia | Espacio

La NASA simplifica la misión que traerá muestras de Marte a la Tierra en 2033

Elimina un 'rover' europeo y añade dos helicópteros para trasladar el material hasta el cohete que lo pondrá en órbita

LUIS ALFONSO GÁMEZ

La misión marciana más ambiciosa se simplifica. La NASA ha rediseñado el programa de Retorno de Muestras de Marte (MSR, por sus siglas en inglés), que culminará en 2033 con la llegada a laboratorios terrestres de polvo y rocas marcianos. El éxito de Perseverance y del helicóptero Ingenuity, que aterrizaron en el planeta el 18 de febrero del año pasado, ha sido clave para una replanificación de la que se cae el Rover de Recogida de Muestras (SFR) europeo y a la que se suman dos drones.

La primera fase del MSR, una misión conjunta de la NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA), está ya en marcha en el cráter Jezero, que albergó un lago hace 3.500 millones de años.Allí busca rastros de antigua vida microbiana el todoterreno Perseverance, que ha recogido once tubos con muestras de tierra y rocas, y uno con atmósfera. Hasta ahora, en una segunda fase, otro 'rover', el SFR, iba a aterrizar en una plataforma con un cohete. Ese todoterreno, de la ESA, visitaría a Perseverance, recogería sus muestras y las trasladaría al cohete.Este las llevaría hasta la órbita marciana, donde liberaría el contenedor con ellas para que lo cazara una nave europea que lo traería a la Tierra.

La NASA ha eliminado de la ecuación al todoterreno europeo. En vez del SFR, la plataforma con el cohete llevará a Marte dos helicópteros basados en el diseño de Ingenuity, que ha completado ya 29 vuelos y sobrevivido un año más de lo previsto. La agencia espacial estadounidense confía en que Perseverance se encargue del traslado de las muestras hasta el cohete, pero, si 'muriera' antes, esa tarea la harían los drones. Los cambios en el plan son «significativos y ventajosos» según Thomas Zurbuchen, administrador asociado de Ciencia de la NASA, para quien las modificaciones «pueden atribuirse directamente a los recientes éxitos de Perseverance en Jezero y al sorprendente rendimiento del helicóptero».

La ESA trabaja ahora en el desarrollo de dos elementos claves de la misión, el brazo robot que colocará los tubos con las muestras en el contenedor y la nave que lo atrapará en órbita y lo traerá a la Tierra.