Borrar
La estrella Gliese 486 -en el recuadro- y una recreación de la supertierra caliente que gira a su alrededor. SLOAN Digital Sky SurveY / José Caballero
Astrofísicos vascos proponen llamar Gar a una estrella y Su a su planeta
Ciencia | Espacio

Astrofísicos vascos proponen llamar Gar a una estrella y Su a su planeta

Gliese 486 es una enana roja de la constelación de Virgo y el mundo, una supertierra con una temperatura superficial de unos 430º C

Luis Alfonso Gámez

Jueves, 1 de diciembre 2022, 12:12

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Su eta Gar. Fuego y Llama. Así ha propuesto el Grupo de Ciencias Planetarias de la Universidad del País Vasco a la Unión Astronómica Internacional (IAU) que se llamen la estrella Gliese 486 y su exoplaneta Gliese 486 b. La candidatura forma parte de las presentadas a una nueva convocatoria de la IAU para bautizar veinte estrellas y otros tantos mundos que giran a su alrededor.

Los nombres, dice la IAU, deben ser «de cosas o lugares de gran importancia cultural, histórica o geográfica», pueden estar relacionados con el cielo y la astronomía, y se prestará especial atención a los procedentes de lenguas indígenas. La presentación de candidaturas se cerrará el día 11, un comité nacional tiene que dar su visto bueno antes del 15 de enero, el proceso de votación popular se abrirá el 16 de enero y los nombres ganadores se harán públicos el 20 de marzo.

«Antes de nada, prudencia. Esta es solo una propuesta entre seguramente otras muchas. Pero sería muy bonito y excitante ver bautizados con los nombres en euskera de Su eta Gar a Gliese 486 b, un planeta muy caliente y algo mayor que la Tierra, y a su estrella. El euskera estaría también en el espacio, en la constelación de Virgo, que es donde residen esta estrella y su planeta, a nada más y nada menos que unos 26 años luz de distancia de nosotros», ha explicado a este periódico el astrofísico Agustín Sánchez Lavega, director del Grupo de Ciencias Planetarias de la UPV/EHU.

Desde el 15 de diciembre de 2015, Mu Arae, una estrella situada a 49,8 años luz, se llama Cervantes y sus cuatro planetas, Dulcinea, Rocinante, Quijote y Sancho. La propuesta la hicieron el Planetario de Pamplona y la Sociedad Española de Astronomía, y los internautas españoles se volcaron en la votación popular.

Piedra de Rosetta

Gliese 486 es una estrella enana roja de la constelación de Virgo, situada a 26 años luz. El año pasado se detectó a su alrededor el planeta rocoso –también llamado terrestre o telúrico– Gliese 486 b. El nuevo mundo fue descubierto gracias a la misión TESS de la NASA y al instrumento CARMENES del Observatorio de Calar Alto, Almería. Con una temperatura superficial de 430º C, prácticamente como Venus –donde se funde el plomo–, Gliese 486 b es una supertierra caliente que se encuentra a solo 2,5 millones de kilómetros de su estrella y completa una órbita a su alrededor cada día y medio.

José Antonio Caballero, del Centro de Astrobiología de Madrid y uno de los descubridores del nuevo mundo, ha hecho recientemente predicciones sobre su atmósfera y su observación por el telescopio espacial James Webb. «Gliese 486 b se ha convertido en la piedra de Rosetta de la exoplanetología. En el sistema solar tenemos los planetas telúricos Mercurio, Venus, Tierra y Marte. Gliese 486 b se convierte así en el quinto planeta terrestre mejor analizado del Universo», asegura Caballero, impulsor de la iniciativa liderada por el Grupo de Ciencias Planetarias de la UPV/EHU.

Las denominaciones elegidas por los astrofísicos vascos están relacionadas con las altas temperaturas de la estrella y su mundo. «Los nombres que proponemos son Su (fuego) para el exoplaneta, debido a su dualidad bueno-malo (el fuego protege, pero quema), y Gar (llama) para su estrella anfitriona, ya que es una bola de gas incandescente. Es decir, proponemos 'Su eta Gar', siendo esta última expresión muy utilizada en euskera, ya que significa realizar algo con pasión y entusiasmo. Y la pasión y el entusiasmo son muy habituales en la astronomía», dicen los proponentes.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios