Las nanopartículas de óxido de hierro estresan a las células

07/08/2017

El estudio se ha llevado a cabo con la luz de infrarrojo del Sincrotró Alba para constatar la toxicidad de diferentes nanopartículas de óxido de hierro de organismos C.elegans, unos nematodos de un milímetro de longitud que se utilizan como organismo modelo en estudios genéticos, ya que tienen todo su genoma secuenciado.

Las nanopartículas de óxido de hierro estresan a las células, según constata un estudio del Instituto de Ciencia de Materiales de Barcelona (ICMAB-CSIC) y el Sincrotró Alba, en colaboración del King's College de Londres, con gusanos cilíndricos, según ha informado el ICMAB-CSIC este lunes en un comunicado.

El estudio se ha llevado a cabo con la luz de infrarrojo del Sincrotró Alba para constatar la toxicidad de diferentes nanopartículas de óxido de hierro de organismos C.elegans, unos nematodos de un milímetro de longitud que se utilizan como organismo modelo en estudios genéticos, ya que tienen todo su genoma secuenciado.

Los análisis muestran que las nanopartículas cruzan la barrera intestinal nematodo, y se han observado diferencias en la expresión génica, según el tipo de nanopartículas a las que los gusanos estaban expuestos.

Materiales más seguros para humanos

El estudio ha determinado altos niveles de oxidación de lípidos, evidenciando un estrés oxidativo de los tejidos despues de la administración de las nanopartículas, hecho que podría implicar una presencia de radicales libres o moléculas inestables en el organismo.

Estudios como éste demuestran que mediante la identificación de los mecanismos moleculares responsables de las respuestas biológicas observadas después de la exposición a nanopartículas, se puede comprender y predecir su comportamiento y optimizar su diseño para conseguir nanomateriales de baja toxicidad y mas seguros para los humanos.

Características de los nematodos

De hecho, el grupo ICMAB aprovecha las características de este gusano, su transparencia, el ciclo de vida corto (4-5 días), vida corta (2-3 semanas), su facilidad experimental y bajo coste de mantenimiento, entre otros, para evaluar el uso de nanopartículas en aplicaciones en medicina.

El trabajo, enmarcado en la tesis doctoral de Laura González-Moragas, analiza los cambios a nivel molecular influenciados por la presencia de las nanoparticulas.