La Eurocámara, a favor de garantizar la remuneración de autores en Internet

12/09/2018

El pleno de la Eurocámara aprobó este miércoles un nuevo texto para reformar la normativa de derechos de autor en internet con el que apoya remunerar de forma «justa» a los autores de contenido en la web para evitar que plataformas y redes sociales publiquen contenido de otros sin pagar.

Los eurodiputados adoptaron, por 438 votos a favor, 226 en contra y 39 abstenciones, una nueva posición negociadora que modifica la que se rechazó en julio y que ahora pasará a negociarse con el Consejo de la Unión Europea y el Ejecutivo comunitario.

En esta ocasión, los eurodiputados llegaron a un texto consensuado mediante enmiendas que flexibilizan las nuevas obligaciones de las plataformas de internet.

Estas deberán establecer sistemas de filtrado de publicaciones de usuarios para asegurarse de que nadie infringe las normas de derechos de autor, si bien no podrá ser mediante vigilancia indiscriminada.

Los llamados memes y los hipervínculos forman parte de las excepciones a la norma, que también alcanzan a plataformas sin ánimo de lucro como Wikipedia.

La propuesta final de la Eurocámara busca asegurar que los artistas, en especial músicos, intérpretes, editores y periodistas, reciban una remuneración apropiada por su trabajo cuando se comparte en grandes plataformas y agregadores de noticias.

Además hace que plataformas y agregadores sean responsables de las infracciones de los derechos de autor cometidas en ellas.

Excepciones

La propuesta del PE establece además que las enciclopedias en línea sin fines comerciales o las plataformas de "software" de código abierto no estarán sujetas a las reglas de protección de los derechos de autor.

Tras el voto, el ponente de la Eurocámara, el conservador alemán Axel Voss, afirmó que estaba "muy satisfecho" porque "pese a la enorme campaña de lobby por parte de los gigantes de internet, ahora una mayoría" del parlamento ha respaldado "la necesidad de proteger y pagar de forma justa a los creadores europeos".

"Estoy convencido de que, una vez que se ponga en marcha (la directiva), internet podrá seguir siendo tan libre como es ahora", añadió Voss, en respuesta a las críticas de numerosos usuarios de la red que temen que se coarte su libertad de expresión por las nuevas normas.

Protesta de consumidores

La directora del lobby de consumidores europeos BEUC, Monique Goyens, lamentó el resultado del voto y dijo que está fuera de su alcance "entender por qué los legisladores europeos no quieren poner en consonancia con el siglo veintiuno su legislación de derechos de autor".

"Los consumidores se expresan hoy en día compartiendo y creando y mezclando música, vídeos y películas. Los eurodiputados han decidido acabar con esa libertad de expresión e innovación", añadió en un comunicado.

Por su parte, el lobby de plataformas de Internet Edima lamentó igualmente que la misma Eurocámara que en julio bloqueó la votación del texto solo dos meses después y con "apenas cambios" haya dado luz verde al dossier.

Populares y socialdemócratas europeos votaron mayoritariamente a favor de este enfoque proteccionista con los derechos de autor que rechazaron sin embargo gran parte de los liberales europeos, ecologistas e Izquierda Unitaria.

Control de datos

Para el eurodiputado José Blanco (PSOE), las grandes plataformas "controlan el mercado de la publicidad, explotan nuestros datos, controlan lo que consumimos", señaló.

"Y, además, sin pagar lo que es justo a quien crea esos contenidos. La libertad de expresión no está en riesgo con la propuesta de reforma sobre el copyright, al contrario, se refuerza al reforzar las voces más libres que existen en una sociedad, sus creadores", agregó.

En cambio, Marina Albiol (IU) se sumó al voto en contra al considerar que la directiva "no se ha hecho ni pensando en los derechos de los trabajadores de la cultura, ni en el derecho de la ciudadanía a acceder a la cultura, ni tampoco en el de un entorno tecnológico con derechos".

"Se ha sacado adelante con el objetivo de regular el conflicto entre las grandes empresas de creación de contenidos y las grandes empresas de distribución", indicó.

Tras la luz verde de la Eurocámara, la comisaria de Economía Digital Mariya Gabriel se felicitó porque puedan empezar las negociaciones para "modernizar las reglas del copyright" y "poder introducir reformas tangibles tanto a los ciudadanos como a los periodistas, artistas e instituciones culturales y clarificar mejor cómo proteger los derechos de cada uno".