Así puedes rastrear tu rostro en internet

26/06/2020

PimEyes es el gran buscador de imágenes en la Red a partir de una imagen de una cara

Una imagen subida por un amigo en Instagram, una imagen en un portal de búsqueda de empleo, la fiesta de graduación en Facebook o, quizá, sistemas de reconocimiento facial o cámaras de seguridad de empresas. Estas son algunas de las situaciones que pueden provocar que una imagen de cualquier usuario acabe en la Red de redes.

Un sistema de reconocimiento facial polaco se ha puesto manos a la obra para convertirse en el gran motor de búsqueda de imágenes por encima del todopoderoso Google.

Este sistema web afirma que «puede cargar una imagen de cualquier persona y el sitio encontrará las imágenes de esa misma persona en todo internet».

El proyecto polaco basa su funcionamiento en el sistema de Clearview AI, muy usado por la policía y las agencias de inteligencia de los principales países del mundo.

No obstante, PimEyes se comercializa como una solución para clientes preocupados por dónde aparecen sus fotos en línea. Sin embargo, esta potente herramienta «podría poner en riesgo a mujeres y niños», asegura Silkie Carlo, directora de Big Brother Watch, una organización de campañas de privacidad y libertades civiles británica sin fines de lucro.

Con una simple foto, cualquiera puede buscar a cualquiera, los servicios como PimEyes pueden generar más problemas de privacidad de los que resuelven. «Nuestra política de privacidad evita que las personas usen nuestra herramienta para este caso. Todas las herramientas podrían usarse de manera incorrecta», respondió PimEyes a Carlo.

«Solo rastreamos sitios web que están de acuerdo con sus reglas para el rastreo», destacan.

Alerta que despierta la versión premium, ya que facilita la URL de la web donde se encuentra la foto. Además, PimEyes permite configurar alertas de hasta 25 rostros, un servicio que mandaría un correo al usuario premium cada vez que apareciera en Internet una foto de una de esas 25 personas, mostrando la fecha y la web.

Mediante este servicio, los expertos en privacidad y seguridad avisan de que se podría seguir el rastro digital de una persona e incitar el acoso. «Podría permitir la vigilancia estatal, la monitorización comercial e incluso el acoso en una escala previamente inimaginable», sentencia la directora de Big Brother Watch.