El turismo espacial, cada vez más cerca de ser realidad

29/06/2020

El interés por abrir el espacio a vuelos privados crece de cara a finales de 2021

Viajar a Madagascar, ir al pueblo, hacer senderismo por la ruta más cercana, bañarse en el Cantábrico o dar un paseo espacial. Estos son algunos de los planes, algunos ya se pueden hacer, para la lista de deseos de 2023.

Viajar hasta la Estación Espacial Internacional (ISS) es, de momento, un trayecto reservado para astronautas, aunque el sueño de muchas empresas de abrir este destino al gran público es cada vez más una realidad.

Space Adventures y Rusia han llegado a un acuerdo para «experimentar el espacio abierto», señalan en un anuncio. El último turista espacial que visitó la ISS fue en 2009, el afortunado fue Guy Laliberte, quien en 2009 se gastó unos 42 millones de dólares en un viaje espacial de algo menos de once días.

De momento, el precio ofertado para 2023 por Space Adventures aún se desconoce, pero la NASA está pagando cerca de 80 millones de dólares por un asiento en una Soyuz.

El acuerdo con Rusia y la firma de aviación contempla el lanzamiento de una cápsula Soyuz a la Estación Espacial Internacional (EEI) para una misión de corta duración en 2023.

Al mando irá un astronauta profesional y lo acompañarán dos turistas espaciales. Uno de ellos, además, tendrá la oportunidad de hacer un paseo espacial, eso sí, siempre acompañado por un profesional.

Space Adventures también tiene cerrado otro acuerdo para en 2021 realizar otro viaje espacial con turistas a bordo de la Soyuz MS-20. A este pacto se suma otro con Space X.

«Aprovechando el éxito de la primera misión de demostración de Crew Dragon a la Estación Espacial Internacional en marzo de 2019 y la reciente prueba exitosa del sistema de escape de lanzamiento de la nave espacial, Space Adventures, Inc. ha firmado un acuerdo con SpaceX para volar en privado ciudadanos en la primera misión de vuelo libre de Crew Dragon», anunciaron en febrero.

Esto permitirá que a hasta cuatro personas puedan realizar vuelos espaciales privados «y ver el planeta Tierra como nadie lo ha hecho desde el programa Gemini», apuntan. Esto supone que estarán por encima de los 1.373 kilómetros de la Gemini 11.

El lanzamiento tendrá lugar entre finales de 2021 y mediados de 2022 a un precio no especificado.