El eclipse solar del día 21, con un oscurecimiento del 41%

14/08/2017

El día 21 toca mirar al Sol. Y en especial a partir de las 19.51 (horario canario). Comenzará ese día y a esa hora un eclipse solar parcial que será visible en las islas, en especial si se cuenta con una vista al oeste despejada. Pero hágalo con gafas de sol. Y no se le ocurra coger prismáticos para contemplar este fenómeno.

ETIQUETAS:
- sol

El Museo de la Ciencia y el Cosmos de Tenerife recuerda que el eclipse de sol que tendrá lugar el próximo día 21 y que desde Canarias se podrá ver como parcial, debe ser observador con gafas especiales.

El centro dependiente del Cabildo de Tenerife informa que el eclipse ocurrirá justo durante la puesta de Sol y alcanzará un 41% de oscurecimiento máximo, lo que significa que no se percibirá salvo si se elige un lugar donde haya una vista al oeste despejada, antes de la puesta de sol, y con gafas especiales.

De esta forma, se podrá ver como si fuera una media luna boca abajo, ocultándose en el horizonte.

A las 19.51 (hora local de Canarias) la Luna empezará a tocar el disco solar (comienza el eclipse) pero no se apreciará.

La Luna irá comiendo cada vez más al sol hasta que justo cuando ambos toquen el horizonte, a las 20.36 horas quedará poco más de la mitad del sol (el 59%).

Una nota del Museo insiste en que nunca se observe el sol directamente sin las gafas adecuadas, ni tampoco durante el eclipse, ni mirar directamente (y menos con prismáticos o telescopios) en ningún momento del eclipse.

Solo a través de gafas especiales para eclipse (no valen cristales ahumados ni radiografías). Si no se dispone de gafas lo mejor es ver reflejado el Sol en un cacharro de agua, como un cubo.

Se podrá fotografiar con el móvil si se ponen las gafas delante de la cámara.

Los expertos recuerdan que es peligroso mirar con los prismáticos, incluso con las gafas puestas en los ojos. Los prismáticos intensifican muchas veces la luz que nos llega: unos prismáticos típicos 7x50 aumentan los tamaños siete veces y tienen 50 mm de diámetro. Aunque se lleven las gafas puestas y nos protejan de la luz visible y la infrarroja, están diseñadas para ver a simple vista, no con prismáticos.