El viento complica la lucha contra el fuego en Tenerife

El incendio forestal, declarado de nivel 2, afecta a unas 400 hectáreas en las que no hay núcleos de viviendas. Efectivos de la UME se han incorporado a las labores de extinción del fuego de Arico

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

Las fuertes rachas de viento, superiores a 30 kilómetros por hora, están complicando la lucha contra el incendio forestal que se inició ayer sobre las 11:45 horas en la zona de Chajaña, en el municipio de Arico, en Tenerife, y que ya afecta a 400 hectáreas, principalmente de pinar, un área que no incluye núcleos de población por lo que no ha sido necesario realizar evacuaciones. El fuego que se declaró en un primer momento de Nivel 1 aunque posteriormente, sobre las 19.30 horas, pasó a ser de Nivel 2 a petición del Cabildo de Tenerife, asumiendo la dirección de la emergencia el Gobierno de Canarias, en aplicación del Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Incendios Forestales en la Comunidad Autónoma de Canarias (INFOCA).

En el día de ayer intervinieron seis medios aéreos: tres helicópteros del Grupo de Emergencias y Salvamento del Gobierno de Canarias (GES), otro del Cabildo de Tenerife, un hidroavión del Ejército del Aire y un helicóptero de la Guardia Civil en funciones de coordinación aérea. Por tierra han participado un centenar de efectivos de lucha contra incendios del Cabildo de Tenerife, del Consorcio de Bomberos y los equipos EIRIF del Gobierno de Canarias con base en La Palma, El Hierro y La Gomera, así como recursos de seguridad en labores de control de accesos. Para esta noche está prevista la incorporación a las tareas de extinción de 40 militares de la Unidad Militar de Emergencias (UME), con seis autobombas y dos nodrizas.

Además esta previsto que la Unidad Militar de Emergencias se incorpore con 40 efectivos a las labores de extinción del incendio, que aportará seis autobombas y dos nodrizas, y efectivos del destacamento de Los Rodeos así como que lleguen otros 50 militares del destacamento de Gando, con seis autobombas y una nodriza.