El rastro de la capital tinerfeña abrirá el domingo próximo

El mercadillo dispone de una sola calle para acceder y de otra para salir.

EFE Santa Cruz de Tenerife

El rastro de la capital tinerfeña estará abierto el domingo próximo, ha indicado a la presidenta de la asociación del rastro de Santa Cruz de Tenerife, Carmen Tejera, quien ha recordado que esta actividad se realiza al aire libre y con control de aforo.

Carmen Tejera ha hecho este anuncio debido a que en las redes sociales se ha especulado con el cierre de esta actividad porque Tenerife ha subido al nivel 4 de alerta por contagios de coronavirus, y ha destacado que el rastro de Santa Cruz de Tenerife dispone de una sola calle para acceder y de otra para salir.

La presidenta de la asociación del rastro de Santa Cruz de Tenerife ha hecho hincapié en la necesidad que tienen de trabajar las 412 familias que viven de esta actividad, sobre todo tras una campaña de Reyes que no ha sido buena.

Un rastro que en abril comenzó a funcionar en una nueva ubicación, entre la avenida Marítima y la de la Constitución, y con una serie de normas como que sólo puede solo puede estar presente la persona titular o la auxiliar que figura en la autorización administrativa de cada puesto de venta autorizado, y solo se permite la presencia de ambos para el montaje y desmontaje.

Ha recordado Carmen Tejera que, con motivo del paso de Tenerife al nivel 4 de alerta, el alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, pidió al Gobierno de Canarias que aclarase las condiciones en las que quedaría el rastro de la ciudad.

El alcalde subrayó en su petición que el rastro de Santa Cruz de Tenerife, que reabrió el pasado abril tras cerrar con motivo de la pandemia que se inició en 2020, dispone de un plan de contingencias adaptado.

Según la información facilitada por Carmen Tejera, al tratarse de un mercadillo o rastro que no desarrolla la actividad de manera esporádica o extraordinaria no requiere de autorización sanitaria autonómica, ahora bien la autoridad municipal deberá cumplir con las medidas establecidas en un decreto ley.