Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este sábado 15 de junio
Imagen de la iglesia de Nuestra Señora de La Luz, en Gía de Isora, Tenerife. C7
Un párroco de Tenerife pide a feligreses que renuncien «a toda lujuria, aborto, homosexualidad o violación»

Un párroco de Tenerife pide a feligreses que renuncien «a toda lujuria, aborto, homosexualidad o violación»

La formación Izquierda Unida Canaria ha denunciado estas declaraciones alegando que «es inaceptable que en pleno siglo XXI se sigan promoviendo actitudes que fomentan la discriminación y el odio hacia el colectivo LGTBI»

Efe

Las Palmas de Gran Canaria

Lunes, 11 de diciembre 2023, 17:49

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Izquierda Unida Canaria (IUC) ha denunciado la celebración de un acto de renovación carismática católica oficiada por el párroco de la iglesia de Nuestra Señora de la Luz, en Guía de Isora (Tenerife), en el que se equiparaba la homosexualidad y la bisexualidad con la violación o el canibalismo.

En un comunicado, la coordinadora nacional de IUC, Luisa Tamayo, considera que este tipo de «actos de renuncia» son susceptibles de un delito de odio contra el colectivo LGTBI y apela a las autoridades eclesiásticas y civiles para que investiguen estos hechos y tomen «las medidas necesarias».

Detalla que en dicho acto de renuncia, el párroco realiza una serie de preguntas dirigidas a los feligreses, instándolos a renunciar a «toda lujuria, aborto, adulterio, homosexualidad, bisexualidad, incesto, violación, pornografía, bestialismo, promiscuidad y prostitución«.

«Es inaceptable que en pleno siglo XXI se sigan promoviendo actitudes que fomentan la discriminación y el odio hacia el colectivo LGBTI. Estos actos no solo son contrarios a los valores de igualdad y respeto, sino que también contradicen las enseñanzas de amor y aceptación que deberían prevalecer en cualquier comunidad religiosa«, afirma Tamayo.

Es más, abunda en que estos actos «también van en contra de las recientes declaraciones del propio Papa Francisco, quien afirmó que la homosexualidad no es un delito católico«.

Por ello considera «crucial» que la Iglesia Católica «tome medidas para asegurar que estas prácticas discriminatorias no se repitan y para promover un mensaje de inclusión y respeto hacia todas las personas, independientemente de su orientación sexual«.

IUC insta a la sociedad canaria a «rechazar cualquier forma de discriminación y a trabajar conjuntamente para construir una comunidad más inclusiva y respetuosa«.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios