Mascarillas retiradas. / ocu

Cómo saber si mi mascarilla lleva grafeno y debo desecharla

Sanidad ordenó hace unos días la retirada del mercado de las mascarillas que utilizan este novedoso material porque preocupa que la inhalación de nanopartículas de grafeno pudiera ser perjudicial para los pulmones

EUROPA PRESS Madrid

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad, ha iniciado una investigación acerca de los posibles riesgos de la presencia de grafeno o biomasa de grafeno en mascarillas, a raíz de la denuncia de las autoridades sanitarias de Canadá y ha pedido el cese de la comercialización y ha recomendado a quien pudiera tenerla en su poder que no haga uso de ella.

El grafeno es un tipo de material a base de carbono que tiene muchas aplicaciones novedosas y al que diversas investigaciones atribuyen un efecto barrera contra los virus, por lo que puede ser útil para elaborar mascarillas. No obstante, debe investigarse si su uso es seguro, pues preocupa que la inhalación de nanopartículas de grafeno pudiera ser perjudicial para los pulmones.

Cómo saber qué mascarilla es

Actualmente se ha identificado que en España se están comercializando mascarillas quirúrgicas tipo IIR con grafeno de biomasa del fabricante Shandong Shenquan New Materials Co. Ltd, China.

También ha pedido la retirada de laa mascarilla FFP2 Healfiber, del mismo fabricante y que suministra Iturri S.A.

Para comprobar si tu mascarilla lleva grafeno debes comprobar el envase y mirar si en la composición de la mascarilla aparece la palabra 'graphene', es decir, grafeno en inglés.

La AEMPS, como medida de precaución, ha solicitado el cese voluntario de la comercialización a la empresa importadora y distribuidora de estas mascarillas quirúrgicas con biomasa de grafeno del fabricante Shandong Shenquan New Materials Co. Ltd, China.

La Agencia continúa con la investigación del riesgo potencial de inhalación de partículas de grafeno por la utilización de estas mascarillas quirúrgicas y el riesgo que, en ese caso, puede suponer. Como medida de precaución recomienda la no utilización de mascarillas quirúrgicas que contengan grafeno.

Las recomendaciones de la AEMPS

Información para profesionales sanitarios y ciudadanos

- La AEMPS recomienda la no utilización de mascarillas quirúrgicas que contengan grafeno.

- Si tiene conocimiento de un incidente relacionado con el uso de este producto notifíquelo a través del portal de notificación NotificaPS.

Información para empresas distribuidoras

- En el caso de disponer de mascarillas quirúrgicas que contengan grafeno no las distribuya y retírelas de la venta.

- En el caso de disponer de mascarillas quirúrgicas que contengan grafeno de un fabricante distinto de Shandong Shenquan New Materials Co. Ltd, China, informe a la AEMPS por correo electrónico en la dirección pscontrol@aemps.es incluyendo la información del fabricante y de la empresa que les ha suministrado el producto.

- Si tiene conocimiento de un incidente relacionado con el uso de este producto notifíquelo a través del portal de notificación NotificaPS.

Afectados

El Ayuntamiento de Madrid ha ordenado la retirada de las mascarillas con grafeno que han sido repartidas entre el personal municipal de manera preventiva y hasta que se pronuncien las autoridades sobre su posible toxicidad.

La adopción de esta medida llega después de examinar la alerta pronunciada por el Gobierno de Canadá en la que informa de una investigación preliminar que identificó que las partículas de grafeno inhaladas podían causar toxicidad pulmonar temprana en animales, aunque el riesgo para la salud en personas no se conoce.

Los gobiernos de Castilla y León y País Vasco, así como dos hospitales Infanta Sofía y Príncipe de Asturias de Madrid, también han acordado su retirada como medida de precaución por los riesgos para la salud que puede conllevar su uso.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) exigió ayer al Ministerio de Sanidad que comprobara el uso de mascarillas con grafeno en centros sanitarios de toda España y que procediera en su caso a su retirada inmediata. El sindicato denuncia que se utilizaron en servicios hospitalarios y Atención Primaria de diversas provincias