Borrar
Imagen de archivo de la gala Drag Queen del año 2009, acompañado del empresario Roberto Goíriz y el humorista Xayo. COBER
Un referente para el colectivo LGTBI al ser de los primeros políticos en salir del armario

Un referente para el colectivo LGTBI al ser de los primeros políticos en salir del armario

Una trágica pérdida empujó al exministro a hacer pública su homosexualidad en el prólogo de un libro de Fernando Bruquetas

Carmen Delia Aranda

Las Palmas de Gran Canaria

Miércoles, 22 de noviembre 2023, 01:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

En diciembre del año 2000, siendo senador, el currículo político de Jerónimo Saavedra creció al convertirse en uno de los primeros próceres españoles que expresó públicamente su condición homosexual. Este gesto fue recordado este martes por distintas personalidades del colectivo LGTBIQ+ que valoraron su honestidad al airear su orientación sexual.

No fue el primer político que lo hizo. Se le adelantó, por ejemplo, su compañero de filas Miquel Iceta, primer secretario general del PSOE en Cataluña.

Sin embargo, el canario sí fue la primera persona en España que confesó su condición tras haber ocupado cargos de relevancia como un ministerio o la presidencia de un gobierno autonómico.

«Jerónimo Saavedra era más conocido. Había sido ministro y senador. En aquel momento fue más visible. No fue el primer político español que salió del armario, pero sí uno de los primeros», señala Fernando Bruquetas, autor del libro 'Outing en España. Los españoles que salieron del armario' (Hijos de Muley Rubio, 2000), en cuyo prólogo Saavedra compartió ese aspecto de su intimidad.

El prefacio del exministro tuvo una gran repercusión mediática, recuerda Bruquetas al que le llovieron ofertas para presentar su trabajo en charlas y entrevistas. «Me hizo famoso en toda España y buena parte del mundo», asegura agradecido por el hecho de que Saavedra eligiera su libro para relatarlo.

«Estuve rogándole que saliera del armario, pero no quería. Luego, tras las trágicas circunstancias de la muerte de su compañero íntimo, Sebastián, hizo que se replantease la situación y decidió que el prólogo iba a ser su confesión. Al final, no fue una confesión sino un reconocimiento a su amigo», explica el historiador y catedrático de Historia Moderna de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.

Bruquetas conoció a Saavedra antes de entrar en la política, en su etapa de profesor en la Escuela Superior de Comercio de Las Palmas de Gran Canaria. «Lo conocí cuando daba Derecho del Trabajo». Allí trabó una amistad que se prolongó durante los años y que cristalizó en el generoso gesto de prologar su libro con aquella declaración discreta y honesta que tuvo una repercusión tremenda.

«Me sentí muy honrado por su amistad y su deferencia», señala el autor. «Fue la primera vez que un libro de tipo comercial, más allá de los académicos, reivindicaba la visibilidad de la homosexualidad y Jerónimo personificó esa avanzadilla», señala el historiador.

Respeto y gratitud

Esta visibilidad también fue valorada ayer por personalidades de la comunidad LGTBIQ+. Así, el colectivo GAMA recordó que Saavedra aireó su condición en aquel prólogo a los 64 años, cuando se sintió preparado. El colectivo, a través de un comunicado, quiso destacar «la importancia que tiene para el colectivo LGTBI» una figura como la del que fuera ministro, presidente del Gobierno de Canarias y alcalde de la capital grancanaria, entre otros cargos, al convertirse «en el primer político abiertamente gay de la Democracia en España».

Por otra parte, la Federación Estatal de colectivos LGTBIQ+ expresó a través de la red social X (antes Twitter) su pesar por la muerte del primer ministro de España que salió del armario. «Luchó incansablemente por la democracia, la igualdad y la libertad y fue ejemplo», indicaron en su perfil.

También su amiga y primera mujer trans que ocupó el cargo de diputada en el Parlamento español, Carla Antonelli, destacó en esta red social el hecho de que Saavedra, «en lo personal, un hombre comprometido y un referente de la política» fuera una persona «gay visible» desde el año 2000. La actual senadora recordó, además, que coincidió por última vez con él en un acto sobre la memoria de las personas trans de Tenerife.

El prólogo liberador

A continuación reproducimos el prólogo del libro 'Outing en España. Los españoles que salieron del armario' en el que Jerónimo Saavedra expresó públicamente su condición homosexual en el año 2000, tras la muerte del que fuera su compañero.

«Un día de finales de agosto decidí redactar el prólogo de este libro. Acababa de regresar de mis vacaciones musicales en Salzburgo y había meditado sobre su lectura. El derecho a exteriorizar nuestra propia identidad en el momento que estimemos oportuno. El derecho a que nos respeten nuestra intimidad los demás. El compromiso ideológico de luchar por la igualdad eliminando actitudes discriminatorias en la sociedad, cualquiera que sea su motivación. La noche del 28 de agosto dormí mal y eso me ocurre muy raras veces. Me despertaba con estas ideas relacionadas con el 'outing' dándome vueltas. A primeras horas del día tocaron a la puerta de mi casa de descanso en Mazo, bellísimo pueblo de la isla de La Palma. Eran los agentes de la Guardia Civil. Me comunicaron que, en la madrugada, mi colaborador y amigo había perdido la vida en accidente de automóvil retornando a mi casa.

Horas más tarde le pedí a sus hermanos que pusieran mi nombre en las esquelas. Ni me preguntaron ni les expliqué. Fue una necesidad espontáneamente surgida. En el acto del sepelio pude abrazar a algunos compañeros de partido que tiempo atrás, cuando ocupaba cargo público de mayor rango que el actual, me incomodaron con sus actitudes homofóbicas. Para mí, ese cambio de actitud ha supuesto una pequeña victoria de la tolerancia y quizás de algo más. Del reconocimiento de la autenticidad y la coherencia entre lo que se piensa y cómo se vive. Si todos fuesen auténticos nadie tendría que salir de los armarios para animar a otros a serlo. Nunca pude pensar que en lugar de escribir el prólogo de este libro estaba redactando un capítulo más del mismo. Las terribles circunstancias que he tenido que sufrir lo explican. Y ser justos con quien tanta amistad repartió en la vida lo exige.

Jerónimo Saavedra Acevedo. Septiembre de 2000»

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios