Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este miércoles 17 de abril
El Ministerio de Transportes quiere analizar la viabilidad de establecer una ruta de Obligación de Servicio Público con la península. Arcadio Suárez
El proyecto piloto para limitar las tarifas aéreas con la península regresa a la casilla de salida

El proyecto piloto para limitar las tarifas aéreas con la península regresa a la casilla de salida

Transportes prevé iniciar los estudios desde cero para hacer una nueva propuesta al Gobierno de Canarias, aunque sin plazo temporal marcado

Viernes, 29 de marzo 2024, 00:51

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La experiencia piloto que el Gobierno canario y el Ministerio de Transportes acordaron impulsar hace ahora un año para fijar un precio máximo a las conexiones aéreas entre las islas y la península lleva meses sin avanzar y el departamento que dirige el ministro Óscar Puente se propone ahora revisar el proyecto desde cero para plantear una nueva propuesta, aunque en esta ocasión no se ha marcado un calendario temporal para su puesta en marcha.

Así se lo adelantó el Ministerio a la directora general de Transportes del Gobierno de Canarias, María Fernández, en el transcurso de la comisión mixta de seguimiento del transporte aéreo celebrada en Gran Canaria la semana pasada.

Un proyecto congelado

La idea inicial era que la implantación de una Obligación de Servicio Público (OSP) en la ruta aérea que une Lanzarote y Madrid se pusiera en marcha a lo largo del año pasado para poder limitar el precio de los billetes y testar el comportamiento del mercado en las fechas de mayor demanda, en las que se ha detectado un encarecimiento desproporcionado de las tarifas.

El parón que supuso la concatenación de dos procesos electorales -las autonómicas de mayo y las generales anticipadas de julio- dejó el proyecto piloto en un cajón, y aunque el Gobierno estatal asegura que no renuncia a ponerlo en marcha, ha comunicado su intención de volver a estudiar las opciones con el nuevo equipo del Ministerio para plantear una propuesta al Ejecutivo canario.

En esta nueva fase de estudio Transportes analizará entre otros aspectos la idoneidad de la ruta Lanzarote-Madrid, que fue la elegida por acuerdo del anterior Gobierno de Canarias con la anterior ministra, Raquel Sánchez, sin descartar la posibilidad de plantear una ruta alternativa con menos conexiones con el fin de sortear los eventuales reparos de la Unión Europea a aprobar una OSP en una ruta operada por varias aerolíneas.

La anunciada intención de las compañías aéreas de recurrir la OSP ante la Comisión Europea si se llega a poner en marcha obliga también al Ejecutivo a extremar el cuidado a la hora de diseñar las condiciones de la fórmula elegida para evitar los precios desorbitados sin vulnerar el derecho a la libre competencia.

Aprobada una moción socialista

En paralelo al reconocimiento por parte del Ministerio de que el proyecto ha estado congelado hasta ahora, la comisión mixta Congreso-Senado sobre insularidad aprobó una moción del PSOE en la que insta al Gobierno estatal a que tras «las pertinentes consultas», analice la posibilidad de realizar una experiencia piloto de declaración de OSP en la conexión aérea de Canarias -sin especificar isla- con el resto del territorio nacional, para establecer un precio máximo de referencia y analizar sus efectos en la conectividad de residentes y visitante, de manera que «permita extraer conclusiones válidas para posibles acciones posteriores».

Se da la circunstancia de que el portavoz de CC en la comisión de insularidad, el senador Pedro San Ginés, no apoyó la moción socialista, que calificó de «poco seria» y se abstuvo, por entender que «no hace falta iniciar más estudios» puesto que hace una año «ya se analizaron todas las opciones y se decidió que la ruta idónea para aplicar una OSP era entre Lanzarote y Madrid».

San Gines mantiene que la iniciativa socialista es «un brindis al sol» y «una tomadura de pelo» y recuerda que sigue pendiente la comparecencia del ministro de Transportes, solicitada por CC, para que explique «los motivos de tanto retraso» para poner en marcha la medida.

Un año de retraso

  • Paralizado. La idea inicial de establecer la Obligación de Servicio Público (OSP) en la ruta Lanzarote-Madrid lleva meses en el cajón sin avances

  • Opciones. El equipo de Óscar Puente quiere volver a analizar la viabilidad del proyecto y la idoneidad de la ruta elegida como experiencia piloto para poner un precio máximo

  • Iniciativa. CC no apoyó la moción del PSOE que insta al Gobierno a analizar una posible OSP con la península porque considera que «no hace falta iniciar más estudios»

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios