universidad de las palmas de gran canaria

La polémica de los ferris y los cetáceos en Canarias llega a Reino Unido

Recientemente, los pasajeros de un 'fast ferry' defendían que el barco había impactado con un cetáceo, dejando un gran rastro de sangre

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

Canarias se ha acostumbrado, en los últimos años, a que en sus costas y aguas aparezcan cadáveres de cetáceos, que o bien han muerto por causas naturales o han sufrido un impacto contra una embarcación. En ocasiones, además, las hélices de los barcos producen cortes mortales a estos animales.

Ahora, la prensa británica se ha hecho eco de este fenómeno, alertando del impacto de los buques cada vez «más grandes y rápidos», que transportan a grupos de turistas numerosos, en la fauna marina del archipiélago.

En concreto, la cabecera de referencia británica The Times ahonda en esta cuestión, tomando como punto de partida el suceso acontecido hace escasos días, en el que pasajeros de Fred Olsen aseguraron que uno de sus barcos arrolló a un cetáceo, cuando cubría la ruta Santa Cruz de Tenerife-Agaete.

La compañía interinsular de ferris se apresuró a negar el hecho, señalando que tras haber inspeccionado el buque, este no presentaba restos orgánicos de cetáceos ni evidencias de impacto. Así, concluyó que aquello que los pasajeros habían interpretado como un colisión con un animale se trató, en realidad, de un golpe de mar que obligó a parar los motores.

Pese a ello, diferentes usuarios de redes sociales, quienes aseveran que viajaban en el barco accientado, confesaron que vieron un rastro de sangre en el mar e, incluso, el cuerpo del animal partido en dos.

El acontecimiento ha llegado a oídos de la prensa de Reino Unido, uno de los mercados turísticos emisores por excelencia de Canarias, junto con el alemán. El artículo de The Times se titula: Los fast ferris de las Islas Canarias cobran un precio mortal a las ballenas.

Además, aporta datos como: «Cada año, los patólogos examinan alrededor de 60 ballenas y delfines que se han varado en las playas o se encuentran flotando muertos en alta mar. Una cuarta parte de las muertes son causadas por la actividad humana», al ser golpeadas por barcos o atrapadas en redes de mar.

El director del Instituto Universitario de Sanidad Animal y Seguridad Alimentaria (IUSA) de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Antonio Fernández, llegó a cifrar, en una entrevista, entre 50 y 60 el número de cetáceos varados en el archipiélago cada año.

Cabe destacar que Fred Olsen cuenta con un Proyecto de protección de cetáceos y fauna marina que ha impulsado junto a la Universidad de La Laguna. Este contempla diferentes apartados, como el desarrollo de tecnologías, testado de nuevas tecnologías o protocolos de actuación.

El Gobierno de Canarias también dispone de un Programa de Conservación de Cetáceos.