Imagen de archivo de inmigrantes en el muelle de Arguineguín.. / Juan carlos alonso

Un peluquero de Arguineguín dirigía una trama que trasladaba a inmigrantes a Península

La Policía desarticula una red criminal que se dedicaba a sacar del archipiélago a marroquíes llegados en pateras o cayucos, a los que cobraban entre 1.500 y 2.000 euros por el pasaje y una reserva falsa de hotel

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

La Policía Nacional ha desarticulado una organización que se dedicaba a sacar inmigrantes que habían llegado en cayuco o pateras a Canarias con destino a Península y a terceros países de la Unión Europea. Al frente de la red criminal se encontraba un peluquero de Arguineguin que utilizaba la ubicación de su negocio, Barbershop Akram, situado en un centro comercial de Arguineguín en Gran Canaria, cerca del puerto, para atender a los demandantes de vuelos para salir del archipiélago. Si tenían pasaporte, el precio era de 1.500 euros; y, en caso contrario, de 2.000 euros, lo que incluía el pasaje y una reserva falsa de hotel, según publica La Razón. Según las pesquisas policiales, habría ayudado a alrededor de 4.000 personas procedentes de Marruecos y otros países africanos a alcanzar territorio nacional.

Según señala el citado periódico, la trama del peluquero estaba perfectamente organizado ya que disponía de 'captadores' que se movían por los hoteles donde había inmigrantes y las ONGs, para ofrecer sus servicios para lo que debían dirigirse a la peluquería para depositar el dinero y, si no lo tenían, se les indicaba un locutorio desde el que lo pedían a sus familiares en Marruecos, previa entrega de un pasaporte como documento acreditativo para que pudieran recibir la cantidad enviada.

Horas antes de emprender el vuelo, o acceder al barco, los inmigrantes eran concentrados en la peluquería, se les pasaba a recoger y se les trasladaba al puerto o aeropuerto, viaje en el que iban acompañados del 'pasador' que, durante el trayecto, les recogía los pasaportes y emprendía vuelo de regreso a Canarias para que los documentos pudieran ser utilizados de nuevo, se explica en la información.

En los registros de la peluquería y otros locales se han encontrado unos mil pasaportes y unos 300.000 euros en efectivo así como un libro de registro con los nombres y los vuelos que se adquirían para cada uno. Sólo a una agencia se habían encargado más de 300 billetes.

A lo largo del operativo, los agentes han detenidos a 45 personas en diferentes localidades de España. Se les imputa falsedad documental y delito contra los derechos de ciudadanos extranjeros. 17 de ellos han ingresado en prisión 17. Entres ellos, el matrimonio el responsable del locutorio y el director de la agencia de viajes, todos procedentes de la región marroquí del Rif . Las citadas fuentes calculan que el beneficio obtenido por estas organizaciones habría sido de más de medio millón de euros.