El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres. . / C7

7.000 policías velarán por el cumplimiento de las normas este fin de semana tras el toque de queda

El presidente del Gobierno canario, que presidió esta tarde la reunión de la Junta de Seguridad, apeló a la responsabilidad de la población canaria a la que recordó que «el fin del toque de queda no es el fin de la pandemia»

Odra Rodríguez Santana
ODRA RODRÍGUEZ SANTANA Las Palmas de Gran Canaria

Canarias reforzará la presencia de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad este fin de semana para controlar el cumplimiento de las ordenanzas municipales y las restricciones del Gobierno de Canarias tras el fin del toque de queda. Unos 7.000 efectivos -entre Policía Nacional, Guardia Civil, Policía Locales y Autonómica- centralizados en Delegación de Gobierno y en la Consejería de Seguridad del Gobierno canario harán un seguimiento específico y pondrán las sanciones pertinentes, según informó el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, al término de la reunión que la Junta de Seguridad que celebró esta tarde y en la que participaron integrantes del Gobierno autonómico, mandos de las fuerzas y cuerpos de seguridad, representantes de la Federación Canaria de Municipios (Fecam), de la Federación Canaria de Islas (Fecai) y de la Delegación del Gobierno y en la que coordinaron medidas de refuerzo de los controles ante el fin del estado de alarma y el toque de queda en Canarias.

Torres insistió en que «estamos en la misma situación que el pasado fin de semana. Todo está igual que el pasado viernes, sábado y domingo, excepto que no hay toque de queda», y apuntó que el fin del toque de queda «no es el fin de la pandemia, y por tanto, no hay nada que festejar y si alguien entiende que este viernes es para salir a la calle a festejar que le hemos ganado al virus, se equivoca».

El presidente apeló a la misma responsabilidad que la población canaria demostró el fin de semana pasado cumpliendo con las restricciones y recordó que e l mayor número de contagios se «producen fundamentalmente entre las personas de 18 y 40 años, las que no están vacunadas pero que pueden contagiar a quienes son vulnerable. Y a estas, les pido máxima responsabilidad».

A partir de mañana los restaurantes amplían horario hastas las 00.00 horas y «no puede haber aglomeraciones, ni a partir de la 12 ni durante el día, porque las medidas establecen que las islas que están nivel 2, en este caso Gran Canaria, Tenerife y Lanzarote, el máximo de personas a reunir es seis y el resto de las islas, 10 personas». «Por lo tanto -añadió el presidente- se podrá a salir a pasear enre las 23.00 y 60.00 horas, o lo que se quiera pero, por supuesto, están prohibido los botellones o actos que tengan que ver con el incumplimiento de las ordenanzadas municipales y cualquier otro acto que esté por prohibido por las restricciones del Gobierno de Canarias: mascarillas, distancias y demás«, aseveró. Las restricciones de reunión estan vigentes tanto en espacios cerrados como abiertos, incidió.

En este punto envió un mensaje para recordar que se está en el «camino de la recuperación» y si se continúa por él se eliminarán las restricciones, que, aseveró, sólo se repondrán si los resultados de contagios empeoran.