El administrador único de RTC, Francisco Moreno, durante su intervención este viernes en la comisión de control de Radiotelevisión Canaria del Parlamento de Canarias / . EFE/Miguel barreto

Moreno defiende la elección de la jefa de informativos: «No cambié las bases»

Los partidos del Pacto de las Flores cierran filas en torno al administrador único de RTVC

CANARIAS7 Santa Cruz de Tenerife

El administrador único de Radiotelevisión Canaria, Francisco Morenzo, defendió este viernes en la comisión de control parlamentaria que no hubo ningún «apaño» -expresión utilizada por Vidina Espino, de Ciudadanos- en la elección de la jefa de Informativos de Televisión Canaria.

Moren o explicó el procedimiento seguido y recibió el apoyo de los cuatro partidos integrantes del pacto de gobierno regional (PSOE, Unidas Podemos, Nueva Canarias y Agrupación Socialista Gomera, en una sesión en la que la oposición (Coalición Canaria, Partido Popular y Ciudadanos) actuó al unísono.

El procedimiento de designación de la persona al frente de los Informativos de la Televisión consistió en un concurso abierto que sin embargo, según los representantes de la oposición, fue alterado sobre la marcha por el propio Moreno para designar a su candidata, que había sido superada en puntuación por otro aspirante, algo que el administrador único negó.

La persona elegida fue María Dolores Aguilar y las intervenciones de la oposición se centraron en defender que el cargo debió ser para Juan García Luján, periodista que ejerce de tertuliano en la cadena Ser y también en Buenas Tardes Canarias, de la propia Televisión Canaria.

El concurso, según explicó Moreno, se convocó en febrero de 2020 aunque no se resolvió hasta noviembre por el retraso impuesto por la pandemia.

La comisión evaluadora realizó una entrevista a los tres aspirantes finalistas, pero su criterio de valoración, según Moreno, incumplía las bases de la convocatoria. De ese modo, el administrador único instó a la comisión evaluadora a que le remitiera una nueva valoración ajustada a los criterios previstos en las bases, proceso en el que María Dolores Aguilar resultó con mayor puntuación y fue la designada. «No cambié ningún criterio, pedí a la comisión evaluadora que se ciñera a los criterios ya establecidos en las bases» y que los candidatos conocían de antemano, sostuvo Francisco Moreno. Por eso pidió una nueva valoración y no que se repitieran las entrevistas, explicó, y subrayó que él ni hace las entrevistas ni las valora, solo se asegura de que la comisión evaluadora se atenga a las bases.

El diputado de CC-PNC José Alberto Díaz-Estébanez aseguró que la decisión de reevaluar una de las pruebas supone «rearbitrar el partido» sin avisar a los equipos. Para Luz Reverón, del PP, Moreno decidió retrotraer el concurso e incluir nuevos criterios de evaluación porque él o quien «le da instrucciones» no dieron el visto bueno al candidato con más puntuación.

Vidina Espino, de Ciudadanos, consideró que Moreno se encontró con que la persona designada no era la mejor valorada en un concurso que había ganado Juan García Luján y definió lo ocurrido como una «chapuza» con visos de ilegalidad.

El administrador único fue respaldado por los grupos que apoyan al Gobierno, que destacaron que por primera vez se ha nombrado una directora de informativos en un concurso abierto, mientras que anteriormente se designaba «a dedo».

«Vienen con presuposiciones, creencias e ideas alejadas de la objetividad, parece que se intenta atacar al administrador porque se entiende que así se ataca al Gobierno», reprochó a la oposición Carmen Hernández, de Nueva Canarias, mientras que Yolanda Mendoza, del PSOE, subrayó que se ha cumplido con la legislación y lo único que hubo fue un ajuste de la evaluación de una de las pruebas a las bases de la convocatoria.

Francisco Déniz, de Sí Podemos, lamentó que «todo vale para cuestionar el tránsito hacia la democratización» de RTVC y aseguró que el sistema de concurso para la dirección de informativos es «un avance muy potente» que contrasta con los nombramientos a dedo que hacía «la derecha».