La Cocina, en La Graciosa.

Las mejores calas de Canarias para disfrutar este verano

Las islas Canarias están repletas de mágicas calas que harán las delicias de los bañistas. En entornos privilegiados, cada isla tiene su propia oferta y personalidad.

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

Aguadulce (Gran Canaria)

La playa de Aguadulce, de fina arena dorada, situada dentro del paraje Natural protegido de Tufia. Es una zona rústica junto al asentamiento costero, su oleaje es moderado. De fondos marinos interesantes para realizar submarinismo, siendo sus aguas cristalinas.

Diego Hernández (Tenerife)

También conocida como La Caleta de los Hippies, parece mentira que esta minúscula playa que parece recién salida de El lago azul forme parte del municipio de Adeje, uno de los más turísticos de la isla. A la playa se accede a través de una ruta de media hora desde el pequeño pueblo de pescadores de La Caleta, y llegar hasta ella ya es parte de la aventura. Su roca caliza contrasta con el azul cristalino de sus aguas, y es ideal para hacer nudismo.

La Cocina (La Graciosa)

Se sitúa al pie de la Montaña Amarilla y el paisaje que conforma con los colores amarillos y cobres de la montaña contrasta con el turquesa y verde del agua, hacen de esta cala un lugar maravilloso. Por estar encerrada por la montaña, el mar es calmo y la playa es calurosa, por lo que es recomendable llevar agua para mantenerse hidratado.

Caletón Blanco (Lanzarote)

Esta playa de jable blanco, cercana al pueblo de Órzola, es una visita obligada luego de pasar por Jameos del Agua. Es una playa tranquila, formada por las coladas volcánicas que forman charcos de mar de poca profundidad y de aguas azules y apacibles. Es un lugar fantástico para observar la naturaleza, ya que muchas aves migratorias encuentran en este sitio un lugar para reponer fuerzas en su travesía y alimentarse en las charcas.

Cala de Tacorón (El Hierro)

Pese a sus pequeñas dimensiones, la sureña cala de Tacorón merece el calificativo de joya por disfrutar todo el año del Atlántico más tranquilo del archipiélago. Por algo a esta parte del océano se la llama mar de las Calmas. Un enclave inolvidable en el que la paleta de azules marinos se mezcla con el negro volcánico y los múltiples ocres y rojos de la ladera de El Julán, tan virgen como esta cala de fina arena multicolor en la que darse unos baños relajantes.

Playa de Ojos (Fuerteventura)

Localizada en la Punta de Jandía, la playa de Ojos es una playa virgen de aspecto salvaje que invita a alejarse de la civilización y s umergirse de lleno en la naturaleza para disfrutar de un mar interminable y una tranquilidad inusitada.