Rezo mulsumán. / CARRASCO

Los vecinos extranjeros ganan peso de nuevo y son ya el 23,59% del censo

En la estadística oficial se reconocen más de 36.750 residentes de fuera de España y consta la presencia de media decena de apátridas

JOSÉ R. SÁNCHEZ Arrecife.

La presencia de residentes extranjeros sobre el censo total mantiene la tendencia en expansiva vista en toda la pasada década, a tenor del informe reciente dado a conocer por el Instituto Canario de Estadística (Istac), a partir de registros oficiales de 2020. En concreto, ya suponen los vecinos nacidos fuera de las fronteras españolas el 23,59% del global del censo. Son algo más de 36.750, sobre un conjunto de casi 155.000 residentes.

Se da la circunstancia de que la notable presencia de foráneos es muy notable tanto en hombres, como en mujeres. De sexo varón son más de 18.700, suponiendo el 23,73% del censo; mientras que de sexo femenino son algo más de 18.000, con un peso porcentual sobre el total del 23,44%.

De nuevo son los europeos nacidos fuera de España los que más abundan, más de 18.900, un millar más que en el registro del Istac de marzo de 2019.; gracias sobre todo a los municipios turísticos. Continúa siendo especialmente llamativa la presencia de residentes vinculados con Reino Unido, más de 6.400. Y siguen ganando peso los italianos, casi 4.200 ya entre los siete municipios; quedando los alemanes a la tercera posición, con algo menos de 2.200 residentes, con nueva bajada. También destaca una notable presencia de ciudadanos rumanos, al ser ya unos 1.250.

Repite América como segunda referencia de vecinos de origen ajeno al territorio español. Son en el último recuento cerca de 9.150 residentes, con repunte. Sigue la comunidad colombiana siendo la más notable, que son más de 4.200 vecinos. Abundan también argentinos, dominicanos, cubanos, y ecuatorianos, pero en ningún apartado se alcanza la cota del millar de vecinos.

Ciudadanos africanos

En cuanto a los residentes de procedencia africana cabe indicar que hay ya cerca de 5.750 residentes oficialmente reconocidos, también con ajuste al alza. La principal referencia sigue siendo Marruecos, al ya superarse la cota de los 4.450 vecinos oficialmente vinculados con el país vecino, si bien, una vez más, en la estimación del Istac no consta un capítulo específico para ciudadanos saharauis. Mauritanos y senegaleses, así como vecinos vinculados con Guinea Bissau son varios cientos en cada caso.

Residentes de condición asiática son algo más de 2.900, con leve incremento, manteniéndose así la tendencia observada en años precedentes. La preponderancia de los vecinos vinculados con China se mantiene, pues hay más 1.600 residentes del gigante asiático. También es notable la cota residentes de procedencia hindú, que van camino de 800.

Oceanía repite como contrapunto a Europa. Son justamente 8 los vecinos originarios de las antípodas, casi todos ellos de condición australiana. Hay descenso con respecto a los registros del Istac de los ejercicios previos.

Como aspecto anecdótico, en este último balance oficial dado a conocer por el Istac se registra recorte en la presencia de apátridas, que ahora son 5 vecinos.

Hay más vecinos foráneos en el último recuento que en el precedente en los siete municipios. Y en todos tienen más presencia. En Tías son casi 12.500 (39,41% del total) y en Yaiza son cerca de 10.400 (38,97%); siendo estos ámbitos donde más peso tienen sobre el conjunto. En Arrecife son cerca de 12.800 (19,74%); en Haría pasan de 750 (14,42%); en San Bartolomé pasan de 2.800 (14,72%); en Teguise son casi 4.750 (20,91%); y en Tinajo son más de 900 (14,06%).