Turistas pasaeando por Puerto del Carmen. / CARRAsco

La patronal prevé leve auge de turistas nacionales y retroceso de extranjeros

La ocupación media de las plazas disponibles en este primer trimestre de 2022 se confía que alcance la cota del 50%, según informe del Istac

JOSÉ R. SÁNCHEZ Arrecife.

En este primer trimestre de 2022 se superarán con creces los registros de entrada de turistas e ingresos que se calibraron en el primer cuarto de 2021, atendiendo a cuentas calibradas por el Instituto Canario de Estadística (Istac). El balance, no obstante, aún distará de los resultados concretados en las primeras semanas de 2020, a causa de que apenas se esperan números al alza a nivel del mercado nacional, según encuesta hecha entre empresarios del sector. A nivel internacional, todas las previsiones en general concretan números en caída, si bien en tono leve.

En el análisis hecho por el Istac se observa cómo se espera un repunte de viajeros nacionales del 5%, con lo que se podrá compensar el retroceso en porcentaje similar que se espera con respecto al mercado alemán, habitualmente el segundo gran soporte del turismo en Lanzarote a nivel de extranjeros. Un retroceso parejo al germano se vaticina para el mercado escandinavo.

Más acentuada se contempla la bajada en cuanto a viajeros procedentes de Gran Bretaña, habitualmente los más comunes en Lanzarote, hasta el punto de suponer casi la mitad de todo el conjunto de viajeros. De cumplirse el pronóstico, la caída del mercado británico rondará la cota del 8%.

Por contra, se espera tenue la merma en cuanto a viajeros de otros puntos de Europa, con apenas un descenso del 1% en el conjunto de franceses, italianos, suizos, irlandeses, portugueses, austriacos, belgas y viajeros desplazados desde Países Bajos.

La bajada más notable tiene que ver con los mercados ajenos a Europa, con un peso muy residual. En este contexto se espera una reducción próxima al 20%.

La ocupación media de las camas dispuestas en mercado se espera que sea próxima al 50%, con lo que se podrán multiplicar por cuatro, como poco, los niveles de contratación de plazas que tuvieron lugar en el arranque de 2021.

En especial se esperan buenos resultados en cuanto a ventas en este primer mes del año, con una ocupación media al cierre de enero muy próxima al 51%, en buen grado por la actividad sumada en las fechas navideñas. Se irá a menos en febrero, se apunta en el estudio dado a conocer por el Istac, con una ocupación media al cierre del mes por debajo del 48%. En cuanto a marzo, se espera un balance de contrataciones ligeramente por debajo del registro evaluado para el segundo mes.

Con estos condicionantes, es mayoritaria la creencia de que la facturación de este trimestre quedará por debajo de la concretada en los tres meses finales de 2021. A cambio, será muy superior al arranque del pasado año.

Como curiosidad añadida, en comparación con cómo fue el final de 2021, es mayoritaria la creencia de que los negocios alojativos de la isla deberán reducir el precio de sus camas para captar clientela. Así se vaticina al menos por dos de cada tres entrevistados por los técnicos del Istac. Con pesimismo también se observa el empleo en el sector, pues casi tres de cada cuatro encuestados dijeron que habrá reducción de puestos de trabajo entre enero y marzo de 2022.