Borrar
El centro de transformación de cochinilla aún carece de fecha

El centro de transformación de cochinilla aún carece de fecha

Tres años después de la firma del contrato por el que se dio a la empresa la explotación del centro de transformación de cochinilla, en Mala, aún se sigue a la espera de que entre en servicio el recinto. Y parece que por fin podrá ser, en cuanto se hagan pequeños ajustes.

José R. Sánchez / Haría

Lunes, 20 de noviembre 2017, 09:29

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

No obstante, todavía no hay fecha precisa para el arranque, según reconoció Antonio Morales, consejero insular de Agricultura y Ganadería; si bien aclarando que confía en que la actividad se inicie en breve, de manera que en 2018 ya pueda tenerse un primer lote de producción de nueva cochinilla.

Para ser optimistas hay que tener en cuenta que las certificaciones para la caldera de vapor y el tanque de gasóleo están en vigor. Además, están tramitadas todas las autorizaciones administrativas necesarias, con intermediación en este caso por parte del Ayuntamiento de Haría. Estos permisos se espera que den respaldo al contrato firmado el 7 de noviembre de 2014, tras adjudicación previa en agosto, por el que Lanzaloe se hizo con la explotación del centro por espacio de una década, con el compromiso de la empresa de hacer frente a un canon mensual.

Por ejercicio se deberá hacer un pago al Cabildo de algo más de 14.000 euros, según se publicó por este diario en su momento, al margen de impuestos. El mínimo exigido fue de 12.800 euros.

A priori, Lanzaloe producirá una línea cosmética con cochinilla y aloe, así como productos de alimentación, aspectos que deberán servir para potenciar la forma tradicional de producción de Mala y Guatiza, según se ha estado trasladando a productores y asociaciones.

Cabe recordar que el centro de transformación de cochinilla se gestó en la pasada década, con papel destacado por entonces para el malogrado Cándido Reguera, en su etapa como diputado nacional. Con varias partidas cedidas por el Estado, en 2010 se pudieron empezar las obras, en una parcela de titularidad insular, recibiendo el Cabildo la edificación hace un lustro. Hubo que esperar hasta 2014, no obstante, para sacar a concurso público la explotación de las instalaciones.

Diversas complicaciones administrativas han ido aplazando durante estos tres últimos años el estreno definitivo, en parte porque han sido necesarias obras de adecuación. Se espera que parte del edificio opere como un espacio para acoger visitas en una zona de corte expositivo.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios