Calles a oscuras en el barrio de Las Salinas. / C7

El barrio de Las Salinas, a oscuras por deficiencias en la renovación del alumbrado

El proyecto que todavía se ejecuta precisa de un modificado para evitar que acontezca un apagón general en caso de que se produzcan averías

JOSÉ R. SÁNCHEZ Arrecife

Las principales calles del populoso barrio de Las Salinas llevan semanas con una deficiente iluminación, a consecuencia de que se han observado fallos en el proceso de renovación de las farolas, en marcha desde comienzos de año, fruto de un acuerdo entre el Cabildo y el Ayuntamiento de Arrecife.

Según fuentes oficiales, se debe la situación a que en el proyecto inicial no se contemplaron medidas para evitar que se dé un apagón general en el barrio cada vez que se produzca alguna avería parcial. Una vez colocadas las farolas se tuvo en consideración la circunstancia, que ahora se encuentra a expensas de un modificado presupuestario, por valor de cerca de 40.000 euros.

Mientras se alcanza un arreglo, se ha decidido seguir ejecutando el enganche con las bases iniciales, para que al menos exista iluminación cotidiana; toda vez que constan quejas de numerosos vecinos, a través principalmente de redes sociales, desde incluso antes de la celebración de las fiestas de San Ginés.

Las calles implicadas, con supuesta presencia de alumbrado público más eficiente que el retirado son Garajonay, Caldera de Taburiente, Tamaragua, Caldera de Bandama, Roque Bentayga, Fuencaliente, Yágabo, Alfarera Dorotea Armas y Manolo Millares, en el tramo que discurre entre de Garajonay y Tamaragua. La iniciativa se adjudicó al inicio del año por 365.000 euros.

Las faenas de renovación han consistido en instalar nuevas luminarias y postes, junto a nuevos cuadros de control y mando, con sistemas centralizados y relojes. También se han incorporado varias protecciones de los circuitos de alimentación.

Mejoras en edificio municipal

En materia de ahorro energético, por otro lado, cabe apreciar que el Cabildo ha sacado a concurso, en acuerdo con el Ayuntamiento, el plan destinado a mejorar la sede consistorial capitalina . De inicio, contando con impuestos, se cuenta con un presupuesto de casi 380.000 euros.

Se va a tener en cuenta, entre otros aspectos, que el aislamiento térmico del edificio es inexistente, por la ausencia de instalaciones destinadas a la mejora de las condiciones de temperatura y ambiente interior; aspecto que afecta a la eficacia energética.