Actuación en octubre de la Policía Local en las carpas de Naos. / C7

Ástrid Pérez pide desmantelar el campamento para inmigrantes en Naos

El PP insiste en considerar «ilegal» la instalación, afectada este viernes por la lluvia

CANARIAS7 Arrecife

El Partido Popular (PP) de Lanzarote ha denunciado este viernes las inundaciones que ya se están produciendo en parte del solar donde el Gobierno del Estado ha ubicado el campamento de internamiento temporal de inmigrantes en Arrecife, junto a la Comisaría de Policía Nacional. En la comunicación trasladada a la opinión pública, la presidenta de los conservadores y alcaldesa de Arrecife, Ástrid Pérez, aprovecha para reclamar el desmantelamiento de la instalación.

Se basa la petición en que «las primeras lluvias caídas durante la jornada han comenzado a encharcar el terreno donde se han habilitado las carpas para atender a los inmigrantes, constatándose», dice el comunicado, «lo que la alcaldesa de Arrecife lleva denunciando desde hace casi un mes en base al informe elaborado por el coordinador municipal de Protección Civil en la capital».

El informe, elaborado el pasado mes de octubre a instancias del concejal de Urbanismo en el consistorio, Eduardo Placeres, resolvía que «las instalaciones donde se prevé que irá el CATE no son las más idóneas, porque pueden concurrir diferentes riesgos». En este sentido el documento alertaba del riesgo de inundaciones por precipitaciones, riesgos asociados a la posible presencia de grupos electrógenos y también riesgos por vertidos de aguas residuales provenientes de una estación de bombeo situada en las proximidades.

En versión del PP, «ante la contundencia de este informe donde se alertaba de forma inequívoca de los riesgos que finalmente se han producido, la presidenta de los populares lanzaroteños y parlamentaria regional, Astrid Pérez, insiste, nuevamente, en la necesidad de que el Gobierno del Estado proceda a su desmantelamiento urgente, habida cuenta de que dichas instalaciones no garantizan ni la seguridad ni una atención y acogimiento dignos para las personas».

«Al margen de que la instalación es ilegal, de que el Ministerio de Interior no ha solicitado los permisos pertinentes y de que el titular del terreno es realmente la Autoridad Portuaria, lo que todos hemos podido constatar hoy es que ese emplazamiento es completamente inviable y que el Gobierno debe ponerse a trabajar ya en la búsqueda de una solución», según Astrid Pérez.