Firma del pacto el lunes entre PP y CC en Arrecife. / CARRASCO

Alférez se va del gobierno de Arrecife y Santana deja la tenencia de alcaldía

Los cambios no afectan a la mayoría absoluta que el lunes blindó el PP tras el pacto con CC. El edil de NC sigue aún al frente de Comercio y Turismo

JOSÉ R. SÁNCHEZ Arrecife.

La entrada de Coalición Canaria (CC) en el gobierno de Arrecife ha afectado a la estructura que hubo hasta el lunes desde que la alcaldesa, Ástrid Pérez, decidió romper el acuerdo que tuvo con el Partido Socialista Canario (PSC-PSOE). El titular de la Unidad de Subvenciones, Carlos Alférez, de San Borondón (SB), ayer decidió renunciar a sus funciones, para pasar a la oposición; mientras que Armando Santana, de Nueva Canarias (NC), casi a la par anunció su renuncia a ser parte de la Junta de Gobierno, dejando así de ser teniente de alcalde, si bien conservando por ahora su responsabilidad como edil de Turismo y Comercio.

En el caso particular de Carlos Alférez, la salida se debe a que «no puedo apoyar a quienes me traicionaron», declaró a este diario. Este edil, que suma a la oposición junto a los socialistas, fue declarado tránsfuga por CC, lo que ha evitado que cobrara sueldo de las arcas locales. El conflicto deriva de que fue en la plancha electoral de mayo de 2019 en nombre de SB. «Nunca pertenecí a CC», como Juan Manuel Sosa en el Cabildo, quien es parte crucial en el gobierno que preside la socialista María Dolores Corujo.

En cuanto a Armando Santana, habituales han sido durante buena parte del actual mandato las discrepancias del cabeza de lista de NC con los ahora nuevos socios de gobierno. De ejemplo sirva decir que no estuvo presente el lunes en la firma del pacto de la alcaldesa con la presidenta de CC, Migdalia Machín, en el hotel Lancelot. Santana ha pedido a Ástrid Pérez que su vacante en la Junta de Gobierno sea ocupada por algún munícipe del PP.

Está por ver qué acontece con Eli Merino, de Somos. De momento no contempla esta munícipe la renuncia a su cargo al frente de Juventud. Está expuesta a que desde su formación, sin apenas actividad orgánica desde hace meses, se decida su salida del gobierno. De ser así y optar por hacer caso omiso correría el riesgo de ser declarada tránsfuga.

En el supuesto de que el gobierno se quedará compuesto en exclusiva de representantes de PP y CC, la alcaldesa seguiría contando con mayoría absoluta.

Negociaciones cabildicias

En cuanto al Cabildo, hay que precisar que continúa aún en este inicio de diciembre el gobierno en minoría, a expensas de que se puedan incorporar los dos consejeros de Podemos. De ser así, Corujo volvería a contar con mayoría absoluta, perdida tras romperse el acuerdo con el PP. Y en caso de no prosperar el acercamiento no correría peligro el PSOE de perder el gobierno insular, toda vez que la formación morada no tiene el propósito de alcanzar algún pacto con CC.