Sacerdotes de La Palma y el obispo celebran una misa para pedir a su patrona que «cese la erupción del volcán»

El obispo de Tenerife, Bernardo Álvarez, celebrará este miércoles junto a los sacerdotes de la isla de La Palma, una misa a las 19:30 horas en el Santuario de Nuestra Señora de las Nieves, la patrona insular, para rogarle «que cese la erupción del volcán»

EUROPA PRESS Santa Cruz de Tenerife

«Mañana vamos a tener una celebración con el obispo y la participación de todos los sacerdotes, una eucaristía en rogativa para que cese la erupción del volcán, también tenemos que dar gracias a Dios porque hasta ahora no ha habido ninguna víctima», ha explicado el rector del Santuario de Nuestra Señora de las Nieves, Antonio Hernández, en declaraciones a Europa Press.

Así, pedirán para que no haya ningún daño personal «y que los daños materiales sean los menos», tal y como ha precisado el sacerdote. No obstante, reconoce que la lava sigue avanzando y que ya se han retirado imágenes y objetos religiosos de alguna parroquia más cercana al volcán ante el avance del magma.

El sacerdote transmite la «impotencia» que sienten las familias que han tenido que abandonar sus viviendas y recoger sus objetos personales porque la lava se acercaba. «Va arrasando las viviendas, las zonas sembradas. Lo que es salvable, como los animalitos, se han salvado, pero las casas es imposible», ha indicado.

Para el padre Antonio Hernández, las imágenes son «escalofriantes» porque aunque las personas estén salvadas, están viendo desaparecer «lo suyo, su casita en la que han invertido su vida, su ilusión y sus ahorros» y «tienen que salir huyendo».

La Iglesia ofrece espacios de acogida

El sacerdote también explica que ha ofrecido al Cabildo la casa de ejercicios que hay en el Santuario por si hace falta acoger a las personas que han sido desalojadas de sus casas. «Lo mismo han hecho compañeros míos sacerdotes ofreciendo espacios, salones, con el fin de poder socorrer de manera inmediata», ha precisado.

Finalmente, el padre Antonio Hernández ha destacado la coordinación de las autoridades y los técnicos que permitió a la población estar «vigilante». «Ha habido una coordinación perfecta», ha asegurado.