Personas curiosas acudieron ayer al puerto de Tazacorte para fotografiar y contemplar el nacimiento de una nueva fajana en la costa palmera. / EFE

La nueva llegada de la lava al mar forma otro delta y obliga a confinar a 3.000 personas en Tazacorte

La colada número 7 está creando la tercera fajana en la costa y ha levantado una gran columna de gases cuyo alcance que se está evaluando

Carmen Delia Aranda
CARMEN DELIA ARANDA Las Palmas de Gran Canaria

El frente de la colada número 7, que bordea el sur de la montaña de La Laguna, cogió carrerilla ayer y llegó al mar al mediodía en un nuevo punto de la costa, lo que obligó a ordenar el confinamiento inmediato de las 3.000 personas que viven cerca de esta parte de Tazacorte. «Una sorpresa más del volcán», señaló el director técnico del Plan de Emergencia Volcánica de Canarias (Pevolca), Miguel Ángel Morcuende, en la rueda de prensa diaria sobre la evolución de la erupción.

Según Morcuende, esta vez el frente lávico, en lugar de retener la lava, crear diques y ganar espesor, «ha corrido más rápido de lo que nos tiene acostumbrados» porque ha discurrido sobre coladas anteriores, aún calientes, sin frenarse al engullir el material sólido que encontraba a su paso.

EN SU CONTEXTO

  • 1.060 hectáreas . La lava ha cubierto 1.060 hectáreas, con una anchura máxima entre coladas de 3.300 metros

  • Unos 60 terremotos Este lunes, hasta las 20.00 horas, se registraron unos 60 sismos, una cifra similar a la del domingo

  • 503 personas acogidas De las 7.000 personas desalojadas, 432 están en un hotel de Fuencaliente y 71 en otro de Los Llanos

  • 1.481 casas destruidas . Este fin de semana, la lava ha devorado otras doce viviendas, según los datos del catastro

Como medida de precaución, hasta comprobar el alcance de la nube tóxica de ácido clorhídrico que provoca el choque térmico de la lava y el mar, ayer se ordenó el confinamiento de los residentes de San Borondón, Tazacorte y el diseminado de El Cardón. Además, se suspendieron las clases presenciales en el colegio Juan XXIII de Tazacorte. Este confinamiento domiciliario se prolongará al menos durante 24 horas. «La Unidad Militar de Emergencias está haciendo mediciones y, cuando tengamos un conocimiento exhaustivo de los gases en juego y la distancia a la que se pueden propagar, podremos levantar o no el confinamiento», aclaró.

Esta tercera llegada de la lava al mar en la zona de El Perdido, al norte de la fajana surgida en la playa de Los Guirres, se aceleró por un ligero aumento de la emisión de lava, que fluyó canalizada y sobre coladas previas aún calientes buena parte del recorrido, explicó la portavoz del comité científico, Carmen López.

En cuanto a los parámetros de la actividad eruptiva, ha disminuido el tremor, es decir, la vibración causada por la expulsión de lava, gases y piroclastos y no hay variaciones significativas en la deformación del terreno. El penacho rebajó su altura a 3.000 metros y emitió el domingo entre 900 y 1.300 toneladas de dióxido de azufre, el menor volumen de este gas desde el inicio de la erupción. Además, la sismicidad a profundidades intermedias, entre 10 y 15 kilómetros, se ha reducido, si bien se mantiene en en profundidades altas, a más de 20 kilómetros. Durante la jornada de ayer, el terremoto más potente tuvo magnitud 4.8 y se produjo a las 8.09 de la mañana, siendo sentido por buena parte de la población palmera con intensidad IV.