Imagen cedida por el profesor de Geología e investigador de la ULPGC José Mangas de la zona de exclusión del volcán de La Palma. / José Mangas

Investigadores al pie del volcán: «Está activo, no se ha apagado ni se ha muerto»

Un grupo de la ULPGC dirigido por José Mangas busca tierras raras y analiza mineralizaciones hidrotermales en la isla de La Palma

Luisa del Rosario
LUISA DEL ROSARIO Las Palmas de Gran Canaria

La desgasificación del volcán de la Palma sigue marcando el ritmo de trabajo de los grupos de investigación que continúan trabajando en La Palma. Hay zonas que siguen «muy calientes» y la desgasificación sigue. «Hemos podido comprobar que está echando muchos gases por las bocas y fisuras. Hemos detectado azufre, carbono, cloro y agua», explicó ayer José Mangas, profesor de Geología y miembro del grupo Geogar, adscrito al Instituto de Oceanografía y Cambio Global (Iocag) de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC).

El equipo ha estado analizando y muestreando las mineralizaciones hidrotermales, que precisamente se asocian a los gases. «Hoy en varios momentos hemos tenido que ponernos las máscaras porque el detector de gases se ha puesto como loco. En el proceso de desgasificación hay que tener mucho cuidado», explicó el científico.

José Mangas (derecha), ayer, con el detector de gases. / C7

El volcán «está activo, ni se ha apagado ni está muerto», relata Mangas, a quien le gusta nombrarlo como Cabeza de Vaca-Tajogaite. «Hay zonas muy calientes, no como la lava, pero se nos pegaban las botas», afirma. Las muestras minerales serán analizadas en el laboratorio de Geología de la ULPGC y en el Museo de Ciencias Naturales de Barcelona. «Queremos analizar los minerales asociados a estas desgasificaciones. Es lo que se estudia en el Etna o en el Vesubio. Estos minerales son los testigos de los gases que se van a la atmósfera», añadió.

Además el grupo de investigación está explorado los afloramientos de rocas magmáticas félsicas para determinar el contenido de tierras raras, elementos prioritarios de investigación en la Unión Europea. «Ya hemos demostrado que en Fuerteventura y en Gran Canaria hay recursos de tierras raras. Queremos ampliar el estudio a La Palma, Tenerife y La Gomera dentro del proyecto Magec-REEsearch de la ULPGC y La Laguna

«Europa necesita tierras raras, el 95% de las que utiliza provienes de un único suministrador, China. Se utilizan para energías alternativas, coches eléctricos, imanes, biomedicina,...», explicó Mangas. Y si bien en Canarias es difícil su extracción porque los buena parte de los afloramientos están en zonas costeras, hay otros que pueden ser susceptibles de explotarse.

Cómo construir mortero y hormigones con ceniza

También están en La Palma miembros del Grupo de Investigación Sistemas Industriales de Eficiencia, Instrumentación y Protección (SEIP) de la ULPGC, quienes, en colaboración con empresas locales canarias, están estudiando posibles usos de las cenizas del volcán. Según el investigador Juan José Santana, la idea es que tenga «una aplicación real y desarrollar un producto que llegue al mercado». Pretenden, explicó, «crear elementos constructivos 'in situ', en La Palma, aprovechando la ingente cantidad de cenizas de la erupción. Entre las aplicaciones destaca, «el uso de materiales constructivos, no solo mortero u hormigones». Además, «también podría servir para eliminar parte del cemento y sustituirla por las cenizas y otros compuestos». El proyecto, además, podría propiciar la actividad industrial local