«Han desaparecido más de 150 casas y la lava puede afectar a más de 1.000»

El presidente del Cabildo de La Palma, Mariano Hernández, confirma que también han desaparecido más de 300 explotaciones o fincas agrícolas

Alberto Artiles Castellano
ALBERTO ARTILES CASTELLANO

El presidente del cabildo de La Palma Mariano Hernández Zapata, confía que la aparición de una nueva boca volcánica no afecte núcleos habitados, por lo que espera que no se tengan que hacer nuevos desalojos en las próximas horas tras las evacuación de la pasada noche de vecinos de Tacande. En total se han trasladado casi 6.000 personas de sus casas desde el inicio de la erupción.

Felicitándose por no lamentar daños personales, el presidente de la institución insular pide precaución a la población, que se acercó de nuevo en masa a tomar imágenes del volcán y pidió que no visiten la costa cuando llegue la lava al mar, recordando que la única víctima del Teneguía fue una persona que recibió los gases tóxicos al llegar la lava a la costa.

«Pedimos a la población y turistas que no entorpezcan la labor de los servicios de emergencia como pasó la pasada noche con el desalojo. Las carreteras estaban colapsadas y se hace peligroso que las vías no estén libres al paso. Por lo que pedimos que no utilicen la LP-3 para facilitar los trabajos de los recursos de emergencia«, dijo en Cope Canarias Mariano Hernández.

Sobre el recuento de daños, se mostró pesimista en las previsiones. «Según los datos de ayer, 150 casas han desaparecido y los cálculos de varios estudios de instituciones apuntan que la lava puede afectar a más de 1.000. Además, más de 300 fincas o explotaciones agrícolas también han desaparecido. Esperamos que la lava no afecte a nuevas zonas y que el daño sea el menor posible, aunque lo primero es la seguridad de las personas«, manifestó el presidente palmero.