Imagen de archivo del volcán de La Palma. / C7

Cesa la emisión de cenizas y el sonido del volcán tras una potente reactivación este domingo

La Unidad Militar de Emergencias monitorea la importante subida de lava que se produjo con el pulso vivido en torno a las 13.00 horas

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

Tras el fuerte pulso que ha vivido el episodio eruptivo de La Palma en torno a las 13.00 horas, con la expulsión de bombas volcánicas, en la tarde de este domingo ha cesado tanto la emisión de cenizas como el sonido que emitía el volcán de Cumbre Vieja. Así lo anunció la directora del IGN en Canarias, María José Blanco, durante la comparecencia del Pevolca. Sin embargo, Miguel Ángel Morcuende (de la dirección técnica) informó de que en estos momentos la Unidad Militar de Emergencias están monitoreando la subida importante de la cantidad de lava emitida este domingo y que discurre por coladas preexistentes.

«Es importante saber si ha cesado en su impulso energético o continúa», ha manifestado Morcuende, quien ha indicado que, no obstante, el tremor en estos momentos es bajo y ha cesado la emisión de gases, tal y como se puede ver desde Tajuya, señaló Efe

Morcuende aclaró también que la mala calidad del aire en la zona sur evacuada, por altas concentraciones de dióxido de azufre, monóxido de carbono y dióxido de carbono, impiden que se pueda acceder a los núcleos de Las Manchas, Las Norias o La Bombilla.

Los comités científicos y técnico del Pevolca están atentos también a la evolución de una borrasca que se acerca al archipiélago y que puede dejar lluvias fuertes. Para el martes se espera un giro del viento que puede hacer que el penacho de humo -que en estos momentos alcanza los 1.400 metros- pueda afectar a la navegación aérea.

El número de personas albergadas se mantiene en 547 (396 en Fuencaliente; 69 en Los Llanos de Aridane; y 82 en Breña Baja), mientras que otras 43 pesonas dependientes se encuentra acogidas en diferentes centros sociosanitarios.

Las hectáreas afectadas por la erupción se mantienen en 1.188 y la anchura máxima entre coladas, en 3.350 metros.

Hay 1.642 edificaciones destruidas, entre las que se encuentran 1.314 viviendas de uso particular, según datos del catastro, si bien el satélite Copernicus ha contabilizado 3.046 edificaciones o construcciones destruidas.

Sobre las coladas, ha precisado que la número nueve ha experimentado un ligero ensanche hacia el sur, zona que, al menos hasta justo antes que se intensificara el tremor, era la que estaba recibiendo la mayor parte de la energía procedente del cono a través fundamentalmente de tubos lávicos con varios jameos.

María José Blanco ha agregado que la colada más activa se precipita en dos ramales sobre la isla baja en la zona de Las Hoyas y produciendo algunos derrames hacia el sur en zonas que, como Las Norias, no había sido previamente afectada por la lava.

La sismicidad sigue baja con una magnitud máxima en las últimas horas de 3,2 a una profundidad de 36 kilómetros y el tremor también está en niveles bajos, mientras que en las deformaciones del terreno hay estabilidad generalizada.

Respecto a los gases, ayer se alcanzó una tasa alta de dióxido de azufre, aunque sigue en decrecimieto desde septiembre; y en la zona de La Bombilla se han registrado valores «relativamente altos» de flujo difuso de CO2 y se ha observado la presencia de pájaros muertos, prosigue Efe.

La calidad del aire, en relación al dióxido de azufre, durante el día de ayer osciló entre niveles buenos y muy desfavorables en Tazacorte, donde los valores han ido en descenso.

También en Puntagorda se registró una mala calidad del aire y en Los Llanos de Aridane anoche se llegó a niveles muy desfavorables, mientras que las partículas menores a pm10 han ido en descenso.