El viento desplaza la nube de ceniza hacia el este de La Palma / EFE

La ceniza afecta la calidad del aire en Santa Cruz y Las Breñas y mantiene suspendidos los vuelos

Carmen Delia Aranda
CARMEN DELIA ARANDA Las Palmas de Gran Canaria

Por tercer día consecutivo, el aeropuerto de La Palma sufrió ayer problemas de operatividad y Binter canceló todas sus conexiones con la isla por la presencia de ceniza en el aeródromo.

El penacho volcánico dificultará hoy y mañana las operaciones aéreas debido a que el viento trasladará la nube de ceniza hacia el noreste y este de La Palma, informó ayer Carmen López, portavoz del comité científico en el Plan de Emergencias por Riesgo Volcánico de Canarias (Pevolca).

Esta circunstancia meteorológica también empeorará la calidad del aire en la capital palmera y en los municipios de Breña Alta y Breña Baja. «Por primera vez estamos concitando a la población a tomar medias en cuanto a la presencia de partículas en suspensión y de dióxido de azufre para la zona de Santa Cruz de La Palma y en Las Breñas, principalmente en Breña Alta», subrayó el director técnico del Pevolca, Miguel Ángel Morcuende, quien recordó que las personas con afecciones respiratorias y cardiopatías «deberán permanecer en casa y limitar las salidas siempre que sea posible». El resto de la población deberá usar mascarilla FFP2 y evitar realizar ejercicio físico intenso al aire libre mientras el viento del oeste dirija el penacho hacia estos tres municipios.

La disposición de la nube de ceniza hacia el este-noreste se apreció ayer en los niveles de partículas en suspensión menores de diez micras registrados en las estaciones de La Grama y El Pilar, situadas en el este de la isla, donde se produjo una superación del umbral diario (establecido en 50 mg/m³). Sin embargo, en las estaciones del Valle de Aridane, la calidad del aire en función de la presencia de partículas menores de 10 micras fue buena.

También mejoró la calidad del aire en la vertiente oeste de la isla, donde se redujo la presencia de dióxido de azufre.